Un año amordazados

1. julio 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hace un año, cuando estaba a punto de entrar el vigor la Ley Mordaza, decíamos en este mismo espacio que “las recetas del neoliberalismo sólo pueden cocinarse en los fogones de la tiranía”. Los últimos doce meses nos han dado la razón. Basta con examinar los estremecedores testimonios de algunos de los periodistas que han sufrido en sus propias carnes la mordaza del régimen de Rajoy.

Si las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado actúan así con profesionales de la comunicación, que al fin y al cabo actuamos amparados por la libertad constitucional de información, es fácil deducir cómo actúan con los ciudadanos y ciudadanas de a pie.

Conceder valor probatorio a la palabra de un agente antidisturbios respecto a lo que le dé la gana reseñar en su atestado, y a continuación, extraer la supuesta falta del ámbito penal para introducirla en el administrativo con multas ejemplarizantes, es una vuelta al totalitarismo franquista.

Pero eso, a los candidatos del Partido Popular les da exactamente igual, porque saben perfectamente que siete millones y medio de votos están asegurados, y que la división de la izquierda en dos grandes bloques de cinco millones de votos cada uno, hará el resto.

Durante sus intervenciones públicas, Mariano Rajoy se jacta de decir que “España es un gran país”, pero olvida mencionar que gracias a la labor de su Gobierno, sobre este “gran país” se ha dibujado la caricatura de una inmensa mierda totalitaria en la que los ministros conspiran impunemente contra sus adversarios políticos utilizando los recursos del Estado, y en la que preguntarle a un agente del orden por los motivos de una identificación policial, se traduce automáticamente en una multa de 601 euros.

La Ley Mordaza debe ser la primera en ser derogada por la nueva mayoría de partidos distintos al PP que va a ocupar los escaños del Congreso a partir del día 19 de julio. Cualquier otra actuación que pudieran realizar PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, y los partidos nacionalistas, constituiría un gesto de complicidad con los represores de las libertades públicas.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados