Un día para el recuerdo

11. julio 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

En su novela autobiográfica “La suma de los días”, la escritora Isabel Allende recomienda “memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro”. El consejo puede resultar especialmente útil en un país como el nuestro, que a pesar de su crisis económica estructural y de una tasa de desempleo superior al 21%, hoy ha encontrado un hueco en la memoria para recordar el día en que un grupo de jóvenes, geniales pero humildes, nos hicieron campeones del mundo de fútbol.

 

El 11 de julio de 2010, futboleros y no tan futboleros se sintieron orgullosos de unos jugadores que, a pesar de sus enormes cualidades individuales, siempre hicieron prevalecer el juego colectivo, la generosidad con el compañero, y el compromiso permanente con el trabajo bien hecho. Estas fueron, posiblemente, las claves del triunfo final de La Roja en Sudáfrica–2010.

 

Un gol de Iniesta a pase de Cesc en el minuto 116 de una prórroga vibrante, ponía el punto final a una historia que había comenzado muchos años antes en el fútbol infantil amateur, en las canteras de los mejores clubes de nuestro país, y en la determinación de algunos entrenadores de primera a la hora de dar minutos a las jóvenes promesas nacionales.

 

Todos esos ingredientes, sabiamente cocinados por Luis Aragonés en la Eurocopa de 2008, y por Vicente del Bosque en el Mundial de 2010, cuajaron perfectamente para ofrecer a España dos de sus mejores recuerdos colectivos.

 

Ahora, realizado este pequeño homenaje a los campeones, sólo queda tomar en cuenta su ejemplo a la hora de que este país –como diría Isabel Allende– adopte una “prudencia lógica para no arruinar el presente”, y un “optimismo desafiante para encarar el futuro”.

Tags: , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados