Un mercado muy medieval

18. junio 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La edición del Mercado Medieval que este fin de semana ha vivido la ciudad de Zaragoza ha sido, posiblemente, la más medieval de todas las celebradas hasta el momento, no tanto por la recreación de símbolos y usos de la época (que dejó mucho que desear), sino por el clasismo que se respiraba en el ambiente.

No fueron pocos los comerciantes ambulantes allí instalados que se quejaban del escaso nivel de ventas alcanzado. Algo absolutamente normal cuando una patata asada se vende por cinco euros y un bocadillo normalito, por cuatro euros con cincuenta céntimos.

Teniendo en cuenta el nivel de desempleo y de precariedad laboral y salarial existente en este país, los precios establecidos en los puestos ambulantes que formaron el Mercado Medieval sólo estaban al alcance de la minoría que podía pagarlos.

No se trata de culpabilizar ni a comerciantes ni a organizadores, sino de constatar una realidad: si las políticas económicas vigentes en Europa occidental entre 1945 y 2008 tendían hacia la igualdad social y la abolición de las fronteras económicas entre las clases sociales, la respuesta neoliberal a la crisis camina en la dirección opuesta, una dirección que conduce hacia las astronómicas diferencias entre ricos y pobres que existían durante la época medieval.

 

Tags: ,

Comentarios cerrados