Un nuevo error de Pablo Iglesias

16. febrero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Frente a las escasas posibilidades matemáticas a favor del “gobierno progresista y reformista” que Pedro Sánchez trata de materializar, el líder de Podemos colocó ayer una línea roja infranqueable para el PSOE. Imponer la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, es la mejor manera de terminar con la negociación antes de que comience.

Además, la actitud de Pablo Iglesias constituye un inmenso error de clase. Priorizar la autodeterminación de Cataluña significa anteponer los intereses de aquellos que mueven los hilos del proceso independentista, es decir, de la gran burguesía catalana, en su intento de romper el principio de redistribución territorial de la riqueza dentro del Estado. En segundo lugar (ya que la primera es condición sine qua non), quedan las necesidades de una clase obrera cada vez más precarizada en un país que, legislatura tras legislatura, destruye los mecanismos de redistribución personal de la renta.

El actual debate de investidura sería muy diferente si Pablo Iglesias no hubiera cometido antes el error de impedir la confluencia electoral con IU, lo que hubiera situado a esta coalición como primera fuerza de la izquierda, por delante del PSOE. Puede que ahora el líder de Podemos esté intentando subsanar aquel error con otro más grande, que es forzar unas nuevas elecciones sin haber agotado todas las posibilidades de acuerdo programático con PSOE, Ciudadanos e IU (que las hay, siempre que ningún iluminado marque líneas rojas en sus propuestas).

Si el primer parlamento no bipartidista de la historia de España fracasa a la hora de formar gobierno, que a nadie le quepa la menor duda de que las formaciones emergentes serán las primeras víctimas de un nuevo proceso electoral.

En cualquier caso, mientras Iglesias se empeña en un referéndum de imposible encaje constitucional, PSOE e IU anunciaban ayer importantes preacuerdos de investidura en materia social, laboral, electoral, de violencia machista y de regeneración democrática. Seguramente, la mayoría social de este país está mucho más interesada en derogar la reforma laboral de Rajoy, en aprobar una ley electoral justa, en aumentar los recursos para las víctimas de la violencia machista, en crear una oficina anticorrupción o en acabar con la Ley Mordaza, que en facilitar la independencia de Cataluña.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados