Un problema de autoridad

26. mayo 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

La estrepitosa derrota electoral que el PSOE ha sufrido en las elecciones autonómicas y municipales ha destapado un problema interno que afecta a la autoridad de Rodríguez Zapatero como secretario general del partido.

 

Cuando todo el mundo tenía más o menos claro que había que celebrar unas elecciones primarias para designar al sucesor o sucesora de ZP como candidato a la presidencia del Gobierno, diversos dirigentes locales han saltado a la palestra para proponer ante los medios de comunicación otras posibilidades, que van desde un congreso extraordinario en lugar de primarias, hasta un adelanto electoral.

 

No es de extrañar este nerviosismo, si tenemos en cuenta la deriva del Partido Socialista Obrero Español durante los últimos doce meses. Primero, Moncloa cambia toda su política económica perpetrando –por orden de los Mercados– el mayor ataque contra los derechos sociales de la historia de España. Después, ZP anuncia que no se presentará como candidato socialista a las Generales de 2012 y que terminará el mandato para inmolarse en el altar de las reformas.

 

Paralelamente, van llegando mes a mes cifras escalofriantes sobre el incremento del desempleo, de la precariedad laboral, y de los niveles de exclusión social, elementos que las “reformas” neoliberales de Zapatero no han conseguido reducir, sino más bien aumentar, tal como cabía esperar.

 

Por último, llega el descalabro electoral del pasado domingo, que deja tras de sí un partido dividido, aturdido, y gravemente desprestigiado ante la parte de la sociedad que engloba a sus potenciales votantes.

 

Una vez más, Rodríguez Zapatero ha demostrado ser un estratega excepcional, al que todo enemigo querría tener como contrincante.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados