Una caída evitable

19. agosto 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Mientras España vivía ayer pendiente de asuntos extrasensoriales, las Bolsas europeas sufrían la peor jornada desde el cataclismo financiero de finales de 2008, dejando la sensación generalizada de que la economía occidental no ha mejorado desde aquel momento.

 

El fantasma de la recesión global aparece de nuevo, con una economía estadounidense cada vez más cuestionada por rumores y presunciones interesadas, y con una economía europea vapuleada por su propia debilidad y por las masivas deslocalizaciones industriales hacia los paraísos de la semiesclavitud laboral.

 

La diferencia respecto a finales de 2008, es que en aquella ocasión el dinero público amortiguó el desastre privado, acumulando un volumen astronómico de deuda pública con la que ahora juegan los mismos especuladores que provocaron la caída de Lehman Brothers y de otros colosos financieros.

 

En esta ocasión, no hay red pública bajo el trapecio, puesto que los Estados, maniatados por los sacerdotes del neoliberalismo, no poseen ningún margen de maniobra para atajar la situación, dentro de los parámetros del propio capitalismo salvaje en el que nos obligan a vivir.

 

Así pues, tras las notables caídas bursátiles registradas ayer en el Dax alemán, en el CAC francés, en el Ibex 35 español y en otros mercados financieros europeos, el dilema que se plantea es rebelarse ante los mencionados sacerdotes para consolidar economías productivas sanas y sostenibles, o permanecer bajo la obediencia de aquellos que, con sus equivocadas doctrinas económicas y sociales, nos conducen al abismo más profundo.

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados