Variaciones socialistas

30. enero 2017 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La irrupción de los procesos de primarias en algunos partidos políticos ha introducido un plus de democracia, entendida ésta como un sistema de gobierno en el que el pueblo elige el nombre de los gobernantes, y los grandes poderes económicos escogen las políticas que éstos desarrollan.

Otros partidos, sin embargo, permanecen anclados en el caciquismo orgánico, sabedores de que el conjunto de afiliados aceptará cualquier cosa que haga o diga la dirección.

En el caso de los partidos socialistas europeos, los procesos de primarias están dando más de un disgusto a determinados “líderes naturales”. Es el caso del primer ministro francés, Manuel Valls, “socialista” neoliberal de pro, que acaba de perder las primarias de su partido para la candidatura a las elecciones presidenciales frente a un izquierdista llamado Benoît Hamon.

La impostura de Valls (promotor, por ejemplo, de la reforma laboral francesa) sólo ha calado entre el 41,35% de la militancia del PS francés, mientras que el 58,65% restante ha sido cosechado por Benoît Hamon, exministro de Educación que fue expulsado del gobierno de Valls por sus posiciones críticas frente a la reforma laboral y al sesgo social-liberal de su partido.

En el caso de España, las primarias del PSOE ya tienen dos candidatos: Patxi López y Pedro Sánchez, que este fin de semana anunciaba su disposición a luchar por la Secretaría General, lo que debilita las posibilidades de que el aparato del partido elija o influya en la elección del nuevo líder.

No obstante, hay diferencias importantes entre el caso español y el caso francés. Mientras en Francia, Hamon se enfrentó a la cúpula de su partido para denunciar la deriva derechista en la que estaba cayendo, Sánchez se comió con patatas los recortes y la reforma laboral de Rodríguez Zapatero, así como el pacto con el PP para modificar el artículo 135 de la Constitución de espaldas al pueblo.

Otra diferencia es que Hamon se ha mostrado dispuesto a mirar hacia la izquierda de su partido para fijar la política de alianzas, mientras que Sánchez sólo miró a su derecha cuando hace un año decidió presentarse a la investidura.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados