Villalobos y la pobreza

1. junio 2017 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Afortunada y tardíamente, el fiscal jefe Anticorrupción del Estado español ha dimitido esta mañana, dos días después de conocerse su condición de copropietario de una empresa pantalla en Panamá. Dos días en los que hemos tenido que escuchar de su boca una auténtica sarta de mentiras para defender lo indefendible.

Durante las últimas 48 horas, Manuel Moix ha mentido sobre la razón por la que él y sus hermanos no disolvieron la sociedad Duchesse Financial Overseas, ya que el supuesto coste estratosférico que alegaba el ya exfiscal para realizar esta operación, era realmente de unos 500 euros, a dividir entre cuatro socios.

Manuel Moix ha mentido también sobre el año en el que supuestamente conoció la existencia de esa empresa (2008 ó 2011, según diferentes declaraciones), ya que, según publica infolibre.es, está documentalmente acreditado que la conocía, al menos, desde el año 2000.

Pero lo más vergonzoso de las últimas horas ha sido el espectáculo de apoyos más o menos efusivos, que Manuel Moix ha recibido de la mayoría de los prebostes del Partido Popular.

Entre los más bochornosos, destaca el comentario que ayer realizaba Celia Villalobos, esa diputada del Partido Popular que, por extraño que parezca, sigue siéndolo. Según Villalobos, la cacería contra Moix se debe a su condición de propietario, ya que, si hubiera sido pobre, nadie se hubiera metido con él.

Dejando aparte esa reflexión bíblica que nos dice que es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de los cielos” (Mateo, 19:24), lo dicho por Villalobos es una verdadera estupidez, ya que este tema no va de ricos y pobres, sino de corruptos y honestos.

Según Villalobos, hay que hacer una reflexión sobre qué tipo de dirigentes en todos los ámbitos queremos. A lo mejor queremos que sea alguien que salga de una clausura y por lo tanto sea pobre de solemnidad y no tenga derecho a tener nada, no lo sé… Yo creo que hay que hacer una reflexión”.

En primer lugar, Celia Villalobos y el resto de representantes del PP deberían tener más cuidado al nombrar la palabra “pobreza”, ya que es una lacra social que viene generada por sus propias políticas económicas. Y en segundo lugar, los populares tendrían que ser mucho más críticos con los cargos públicos nombrados por los gobiernos de su partido, en lugar de andar dos días diciendo que es absolutamente normal que el fiscal jefe Anticorrupción esconda una de sus propiedades tras la pantalla de una empresa ubicada en un paraíso fiscal.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados