Vuelve el ladrillo

28. noviembre 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Desde hace algunas décadas, quien volvía por navidad era el turrón de una conocida marca comercial, pero según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística, quien se dispone a volver en la navidad de 2014 es el ladrillo. La inversión en construcción de viviendas creció un 1,3% en el tercer trimestre del año, lo que supone la primera subida de esta variable desde mediados de 2007.

No es lógico que la construcción de nuevas viviendas crezca en un país donde, como consecuencia de la burbuja anterior, todavía hay unas 500.000 nuevas viviendas vacías en manos de sus promotores o de los bancos que les prestaron el dinero para construirlas. Pero la economía española deja poco espacio para la lógica; de ahí que crezca más que ninguna otra de la UE a pesar de sus altos niveles de paro, de desempleo juvenil, de desigualdad social, de precariedad laboral y de pobreza infantil.

La dependencia de la economía española respecto a sectores altamente especulativos como la construcción comienza a ser algo enfermizo. La burbuja inmobiliario-financiera inventada por Rato y Aznar para cumplir con rapidez los criterios de convergencia que se exigían a finales del siglo pasado para formar parte de la moneda única, han agravado en nuestro país los efectos de una crisis económica mundial ya de por sí pavorosa. El monocultivo ladrillero tuvo también la culpa de que el Plan E diseñado por el gobierno de Rodríguez Zapatero para hacer frente a los primeros embates de la crisis, resultara absolutamente inútil, ya que no tuvo margen temporal para que esas inversiones públicas se dirigieran a otros sectores productivos de futuro.

Pues bien, seis años y medio después del inicio de la crisis inmobiliario-financiera que asoló nuestra economía, convirtiendo deuda privada en deuda pública por esos birlibirloques del neoliberalismo, y haciendo repercutir sus cargas a la ciudadanía a través de recortes en derechos sociales y servicios públicos, llega ahora el ladrillo para sacarnos de los problemas económicos en los que el propio ladrillo nos introdujo ¿Será ésta la marca España? Quién sabe…

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados