Aragón y otras cinco comunidades reclaman en Zaragoza que se ponderen las variables demográficas en la nueva financiación autonómica

24. febrero 2014 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Estas comunidades autónomas representan el 60% del territorio nacional y el 23% de la población

Zaragoza.- Los gobiernos de Aragón, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura, comunidades autónomas que representan el 60% del territorio nacional y el 23% de la población, han pedido esta mañana en Zaragoza que el Gobierno de España pondere las variables de densidad, dispersión, envejecimiento y población protegida en el nuevo sistema de financiación autonómica, además de establecer una mayor dotación a los fondos específicos de cooperación u otros que se puedan plantear.

El II Encuentro por el Cambio Demográfico ha contado con la presencia de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que se ha sumado a la primera parte del encuentro que han mantenido los consejeros de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez; de Presidencia del Gobierno de Asturias, Guillermo Martínez; de Bienestar y Trabajo de Galicia, Beatriz Mato; de Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago–Juárez; de Empleo y Economía de la Junta de Castilla–La Mancha, Carmen Casero; y de Administraciones Públicas del Gobierno de Extremadura, Pedro Tomás Nevado–Batalla.

La cumbre celebrada en la sede del Gobierno de Aragón ha permitido elaborar un documento que recoge las aspiraciones de seis territorios directamente afectados por los cambios demográficos. En él, los seis gobiernos autonómicos afirman que las proyecciones demográficas muestran una tendencia hacia la despoblación en gran parte de Europa, y particularmente en países con altas tasas de envejecimiento, como es el caso de España.

Aún en el caso en que determinadas zonas o regiones se ven afectadas en menor o mayor medida por esta tendencia, por sus características sociodemográficas, es innegable que las consecuencias de esta situación se harán sentir en todos los territorios nacionales, ya que su existencia genera problemas en los sistemas de redistribución de rentas y de disposición de recursos para la correcta prestación de servicios.

Por eso consideran necesario establecer prioridades y trabajar de manera conjunta, con lo que se demanda la creación de un grupo de trabajo en el Ministerio correspondiente que fije las medidas posibles y su implantación.

Del mismo modo, coinciden en que las fuerzas políticas han de tomar consciencia de la importancia de los desafíos demográficos señalados, y estudiar las circunstancias y sus consecuencias, a través de la creación de una comisión parlamentaria que recabe las opiniones de expertos y eleve a los Gobiernos las medidas sugeridas por los técnicos.

Algunas de estas soluciones pasan por medidas que consigan fijar población en entornos rurales y afectados por la despoblación y el envejecimiento, y que vayan más allá de operaciones temporales para conseguir arraigar usos, costumbres y tendencias que aseguren una conservación a medio plazo y un crecimiento a largo plazo, basados en las potencialidades locales, la sostenibilidad medioambiental y el desarrollo económico de las áreas afectadas.

Se propone estudiar medidas para estimular la natalidad en áreas en riesgo de grave despoblación a través de la ayuda a las mujeres de estas áreas que cubran sus necesidades reales para poder atender trabajos o negocios durante las primeras etapas de la vida de sus hijos (casas nido, atención domiciliaria, ayudas económicas por hijo en poblaciones por debajo de un número determinado de habitantes, etc.).

Por otro lado, la Unión Europea defiende que la política de cohesión y sus fondos estarán destinados, entre otros objetivos, a reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de las diversas regiones y el retraso de las regiones menos favorecidas, con especial atención a las zonas rurales, a las zonas afectadas por una transición industrial y a las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes.

Otros documentos y normativas de la UE corroboran esta posición, como la Comunicación Europa 2020, que pone de manifiesto el aceleramiento del envejecimiento de la población como carencia estructural, cuyas consecuencias se manifestarán en una disminución de la población activa a partir de 2013/2014.

Por eso, las comunidades autónomas participantes en el II Encuentro por el Cambio Demográfico consideran que es necesario buscar soluciones con otras regiones de la Unión Europea afectadas por el mismo problema, con la inclusión de medidas en las Estrategias Regionales de Especialización Inteligente, en los futuros programas operativos regionales, utilizando la financiación de la política de cohesión. La Red Europea de Regiones con Desafíos Demográficos (Demographic Change Regions Network), es un escenario adecuado junto a las Knowledge and Innovation Communities.

En el encuentro de esta mañana en Zaragoza se ha decidido también contactar con aquellas instituciones o redes de la Unión Europea en las que participen las comunidades autonómicas del Foro, especialmente al Comisario competente en materia de Trabajo y Servicios Sociales. De hecho, se preparará una jornada de trabajo con otras regiones europeas, a fin de intercambiar información y experiencias, con la participación de los consejeros responsables. Dicha Jornada, a celebrar en Bruselas, coincidirá con un encuentro con el Comisario Europeo de Empleo y Asuntos Sociales.

Foto: Gobierno de Aragón

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados