Belloch fija el empleo, la participación ciudadana y la cohesión social como prioridades para el resto de la legislatura

17. abril 2012 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> El alcalde de Zaragoza anunció ayer la incorporación de los concejales Lola Ranera y Roberto Fernández al Gobierno municipal

Zaragoza.- El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, presentó ayer por la mañana la remodelación del Gobierno municipal, con el nombramiento de dos nuevos consejeros: Lola Ranera, que se hace cargo del área de Participación ciudadana y Régimen Interior, y Roberto Fernández, que asume la consejería de Acción social y Deportes.

Estos nombramientos conllevan una reorganización de la estructura orgánica del Ayuntamiento de Zaragoza, que, en la línea de lo pactado con los sindicatos y recogida en el Pacto Convenio para el personal municipal, recientemente aprobado, supone una reducción de los cargos directivos estimada en un 20%. Esta reorganización, cuyo encaje definitivo se está ultimando, será presentada públicamente el jueves 19 de abril.

Además, el alcalde realizó una declaración política sobre el nuevo Gobierno de Zaragoza, que recoge un análisis de la situación actual del Consistorio, las medidas económicas y administrativas que ya se han adoptado, y las líneas maestras de actuación que se van a seguir durante los próximos tres años, hasta el final del mandato de la actual Corporación municipal.

Estas líneas maestras responden a los planteamientos recogidos en el acuerdo presupuestario y extrapresupuestario alcanzado el 12 de abril con los grupos municipales de Chunta Aragonesista e Izquierda Unida para la aprobación del Presupuesto municipal de 2012, y se centra en los objetivos de “empleo, participación ciudadana y cohesión social”.

Belloch se refirió a los primeros diez meses de su actual mandato como un “periodo político de carácter excepcional”, marcado por el agravamiento de la crisis financiera en España y por la necesidad de reajustar la economía municipal a la realidad circundante.

Sin embargo, señaló que estas circunstancias no se han traducido en una paralización de la gestión municipal, al haberse impulsado iniciativas como la urbanización y edificación de Arcosur, la segunda fase de la línea 1 del tranvía, la habilitación de nuevos equipamientos públicos o el mantenimiento del esfuerzo en acción social.

El alcalde anunció iniciativas para los próximos tres años como la reforma administrativa, la implantación de criterios para incrementar la transparencia en la gestión municipal, la convocatoria de un gran debate ciudadano sobre modelo de desarrollo urbano, la apuesta por los usos universitarios para las instalaciones de los actuales juzgados de la plaza del Pilar cuando éstos se trasladen al recinto Expo, la continuidad del proyecto “Esto no es un solar”, o la introducción de iniciativas de producción y autoconsumo de energías renovables en las dependencias municipales.

Austeridad y equilibrio

Por otra parte, el consejero de Presidencia, Hacienda y Economía, Fernando Gimeno, defendió ayer la apuesta de su área por “la austeridad y el equilibrio”. En este sentido, Gimeno señaló que, en principio, a la espera de la presentación de enmiendas y la aprobación inicial del presupuesto, el área que dirige recortará su presupuesto en un 6,95%, con respecto a 2011. El presupuesto general para el actual ejercicio es de 263,4 millones, frente a los 283,1 de 2011.

En su comparecencia, Gimeno explicó que el gasto de personal del Ayuntamiento, que representa más del 90% del área, descenderá un 4,25%. Lo más destacado en este capítulo es la reducción de capítulos como los anticipos a trabajadores (pasa de 2 millones de euros a 500.000), las gratificaciones (de 1,5 millones a 500.000), el pago de complementos específicos (desciende en casi 2 millones) y otras remuneraciones  (de 3 millones a 2,5). El salario de los miembros de la Corporación y cargos directivos continuará congelado por cuarto año consecutivo.

Dentro del Área de Régimen Interior, el Servicio de Prevención y Salud fuerte un severo retroceso con motivo de los ajustes realizados en ejercicios anteriores y que se ven culminados en el actual, con un descenso del 87,66%. También sufre importantes ajustes el servicio de Organización (–37%).

Presidencia es otra de las áreas afectadas por los recortes al ver reducida su dotación presupuestaria un 41%, quedando por debajo de los 4 millones de euros. Un porcentaje similar al que presenta Fomento, que decrece un 40%, pero que mantiene el nivel de los 3 millones de euros.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados