Desde que comenzó la crisis, alrededor de 8.000 aragoneses han salido cada año de la comunidad para buscar trabajo

2. diciembre 2015 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> 2009 fue el año con mayor pérdida de puestos de trabajo, al registrarse un descenso de 35.200 empleos

Zaragoza.- En 2008, 16.500 residentes en Aragón emigraron a terceros países o a otra autonomía. A partir de ahí, la emigración se ha estabilizado en torno a 19.000 personas por año hasta 2013, para luego descender. Los 16.500 emigrantes totales de 2014 suponen el dato más bajo de los últimos seis años. La mayor parte de los emigrantes fueron en todos los años personas extranjeras. La proporción de extranjeros en el total de emigrantes de la Comunidad fluctuó en torno al 58% entre 2008 y 2014.

Y fue una proporción inferior a la media nacional, del 64%. El número de aragoneses que emigró (ya fuese hacia el exterior o hacia otra autonomía) se ha mantenido relativamente constante a lo largo de la crisis, entre 7.000 y 8.000 personas por año. De los últimos siete años, 2008 fue el año con menor número de emigrantes nacionales, al sumar 7.200 personas.

El mayor número se encuentra en 2011, con 8.100 personas. En 2014, los españoles que emigraron desde Aragón fueron 7.700 personas. Estos datos dejan un primer mensaje relevante según Adecco, y es que la crisis económica «no influyó en la decisión de emigrar de los ciudadanos aragoneses ya que ese flujo se mantuvo relativamente constante». Apoyando esta conclusión está el hecho de que 2009, el año con mayor pérdida de puestos de trabajo (se perdieron 35.200 empleos en la Comunidad), exhibió un menor número de emigrantes aragoneses que en 2010, 2011 o 2014.

Lo que sí aumentó durante la crisis fue el número de extranjeros que decidieron emigrar. En 2008 los mismos sumaron 9.300 personas, cantidad que llegó a 12.100 en 2009 y se mantuvo en altos niveles hasta 2013, cuando salieron de Aragón 11.600 extranjeros. En 2014 se registró un importante descenso hasta 8.800 emigrantes.

De esto se deduce una segunda conclusión y es que en el caso de los extranjeros que viven en Aragón, la situación económica sí ha sido un factor clave en su decisión de emigrar o permanecer. En efecto, la reducción en la cantidad de emigrantes extranjeros se produjo en 2014, que fue el primer año de expansión económica desde 2008.

Estas mismas conclusiones quedan ratificadas cuando se analizan los flujos de emigración como porcentaje de la población activa. A lo largo de los años de crisis, los aragoneses que decidieron emigrar equivalieron siempre al intervalo del 1,3% al 1,5% de la población activa aragonesa (una proporción algo mayor a la media nacional, donde fue del 1,2%). En cambio, en el caso de los extranjeros, fue una proporción creciente, que comenzó en un 8,2% en 2008 y llegó al 11,3% en 2013, para descender hasta el 9,1% un año más tarde.

De los extranjeros que llegaron a la autonomía aragonesa durante la crisis, un 39% llegó de países de la UE y un 29% procedía de algún país africano. Sobre los flujos migratorios entre autonomías, en el caso particular aragonés, fueron significativos los ingresos de personas desde Cataluña (19.800 personas), la Comunidad Valenciana (11.100), Madrid (7.600) y Andalucía (7.300). En cuanto a las salidas desde Aragón, merecen mencionarse las 20.100 personas que emigraron a Cataluña, las 11.400 que lo hicieron a la Comunidad Valenciana y las 10.200 que marcharon hacia Madrid.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados