El 68% de los médicos españoles ha recibido amenazas mientras estaban ejerciendo su profesión

4. mayo 2016 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Casi 2.000 facultativos han participado en un estudio de la Saplycf que se ha presentado hoy en Zaragoza

Zaragoza.- El 68% de los médicos que ejercen en nuestro país aseguran haber recibido amenazas durante el ejercicio de su actividad. Éste es uno de los principales datos que se pueden extraer del estudio “Influencia de los problemas legales y judiciales en la relación médico-enfermo” que ha presentado este miércoles el psiquiatra y vicepresidente de la Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses (Saplycf), José Carlos Fuertes Rocañín.

En la presentación, que ha tenido lugar en el Gran Hotel Zaragoza, también han participado el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión; el Fiscal Superior de Aragón, José María Rivera; el Juez Decano de Zaragoza, Ángel Dolado; la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza; Concepción Ferrer; el presidente de Saplycf, Javier Ramón, y la gerente de Asapme, Ana López.

Entre las conclusiones de esta investigación se destacan como factores perjudiciales sobre la relación médico-paciente tanto la organización de los sistemas de salud, las exigencias y perspectivas insatisfechas de los usuarios como la excesiva burocratización de la profesión o la judicialización de la medicina.

En este trabajo se ha contado con la opinión de un total de 1.984 médicos españoles, tanto de atención primaria como especializada, que participaron en el estudio tras realizar unos talleres de asistencia voluntaria sobre temas legales.

Además de la violencia verbal ya reseñada, según se extrae del propio informe, un 3% de los profesionales habrían sido agredidos físicamente. Detallando este fenómeno a nivel regional, Andalucía, Canarias y Madrid son los territorios donde las amenazas y las agresiones son más frecuentes. Por el contrario, Aragón, Cantabria y Galicia son las comunidades con un menor grado de conflictividad.

Dentro de este contexto, el 77% de los encuestados sufre algún problema legal directo y, además, el 49% conoce el caso de algún profesional de su entorno con un problema legal derivado de la actividad asistencial. De hecho, y según ha recordado Fuertes Rocañín, “en los últimos diez años se ha multiplicado por cuatro el número de demandas contra médicos y entidades sanitarias por mala praxis”.

Si en un estudio anterior de la Saplycf el 65% de los médicos reconocía practicar una medicina defensiva por temor a una denuncia, en esta ocasión hasta un 68% manifiesta no prescribir en el sistema público con la libertad suficiente.

Dada esta situación, el 84% de los profesionales médicos manifiesta que su interés por los aspectos legales de la profesión es alto y el 67% apunta a que dichos puntos perjudican la relación entre médico y paciente. Asimismo, más del 70% de los médicos se sinceran y reconocen que su formación legal es mala o muy mala.

Por otra parte, el 46% califica el trato desde la administración de justicia como malo o muy malo y destacan, en un 76% de los casos, que ante la existencia de discrepancias entre médico y paciente, la Administración toma partido por el usuario. Sin embargo, el 61% de los encuestados sí siente valorada la dificultad del ejercicio de su actividad por parte de los jueces.

Ante la situación de la sanidad en España, el 60% defiende que no se da un abuso de este servicio, y, en este sentido, Fuertes Rocañín ha destacado que “una buena educación sanitaria repercute de forma positiva a la hora de racionalizar el gasto y mejorar la asistencia”, y es que un 65% de los profesionales interrogados en el informe afirma que la educación sanitaria de los usuarios es mala o muy mala. También, destaca que un 64% considera que se da una gran confusión normativa entre los preceptos autonómicos y los existentes a nivel nacional.

Así, ha subrayado que “si se estimula indiscriminadamente la prevención, se aumenta la demanda y, consecuentemente, también deben incrementarse los recursos destinados a dar una buena cobertura”. De igual manera, ha añadido que “la prescripción médica debe estar fundamentada en evidencias científicas, velando siempre por el interés del paciente”, por encima de otros factores.

Para poner remedio a estas situaciones, Fuertes Rocañín ha apuntado que “es necesario que los médicos tengan una mayor y mejor formación, e información, en temas legales”. Así, ha añadido, se evitarían “distorsiones en la relación médico paciente” y se conseguiría “adecuar las normas jurídicas a la realidad asistencial”. En este sentido también ha defendido que “no está claro que la consideración legal de autoridad sea beneficiosa en la relación médico-enfermo”.

Además también ha invitado a que “la comunicación entre profesionales del derecho y de la salud, por el bien de todos, debe ser más directa, frecuente e intensa”. Y ha destacado que una buena relación con el enfermo y la familia “es la mejor medicina defensiva”.

Foto: Aragón Press

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados