FÚTBOL – El Real Zaragoza se instala en la zona tranquila de la tabla tras sumar tres nuevos puntos frente al Sevilla (2–1)

29. octubre 2012 | Por | Categoria: Deportes, Hoy destacamos, Magazine

El Real Zaragoza consiguió ayer encadenar otra victoria a la que obtuvo la semana pasada en el campo del Granada. Dos diferencias respecto a aquel encuentro: el horario matutino de ayer (12:00 h.) y el hecho de que el rival que había enfrente no era un conjunto de la zona baja de la tabla, sino el Sevilla de Míchel, ubicado en puestos europeos.

Por lo demás, el partido fue idéntico en resultado y muy similar en el desarrollo, con una primera parte en la que el Real Zaragoza hizo gala de un juego ordenado y efectivo, y una segunda en la que el conjunto de Manolo Jiménez bajó en rendimiento y resolución.

En cualquier caso, el inicio del encuentro vino definido por un dominio absoluto del Sevilla, que en los primeros ocho minutos de juego ya había chutado tres córners. El Real Zaragoza intentaba presionar arriba la salida del rival, pero cuando recuperaba el balón no conseguía retenerlo.

El conjunto de Míchel, por su parte, trataba de cargar el juego sobre una de sus mejores armas: la banda derecha de Cicinho y Jesús Navas, ayer bien taponada por Paco Montañés y por un gran Abraham Minero, que según iba avanzando el partido se iba incorporando, además, a tareas ofensivas.

El primer cuarto de hora se saldaba con una ocasión de gol para cada equipo (cabezazo fuera de Víctor Rodríguez a pase de Postiga, y remate de Medel despejado por Loovens tras un pase de la muerte de Navas), y un penalti a favor del equipo local por zancadilla en el área a Zuculini que el colegiado madrileño Carlos Del Cerro Grande no consideró merecedora de sanción.

A partir de este momento, el Real Zaragoza comenzó a ganar la batalla del centro del campo. Los de Manolo Jiménez se apoderaron del balón, pero no terminaban de aparecer los jugadores más ofensivos del esquema (Víctor Rodríguez, Paco Montañés, Apoño, Movilla). Así, el juego pasaba sobre todo por el medio centro defensivo Zuculini, por el ya citado Abraham y por un Hélder Postiga, que trataba de estar en todas partes.

El error de Movilla en un pase horizontal delante del área zaragocista propició en el minuto 26 la primera ocasión del Sevilla, con un fuerte disparo de Negredo que salió a escasos centímetros del poste izquierdo de Roberto.

Poco después tres disparos blanquillos, dos de Víctor Rodríguez y uno de Apoño (que poco a poco iba acoplándose al partido), pusieron en dificultades a Palop.

Tres anticipos de lo que iba a ocurrir en el minuto 36. Gary Medel realizaba un pase defectuoso en la mitad de su medio campo y Zuculini interceptaba de cabeza dirigiendo el balón hacia Hélder Postiga. En su internada hacia el área, el portugués superaba a Botía primero y a Palop después, para acabar lanzando el balón al fondo de la red visitante (1–0). Un gol típico de delantero centro que llevaba el delirio a la grada de La Romareda.

Pero la alegría local no iba a acabar ahí ya que al filo del descanso, Sapunaru cabeceaba a gol desde las inmediaciones del punto de penalti una falta perfectamente chutada por Víctor Rodríguez (2–0).

La segunda parte comenzaba con un cambio en el Sevilla. Míchel daba entrada en el campo a Perotti en lugar de Maduro, sustituyendo así a un medio centro defensivo por un media punta. El 4–2–3–1 inicial se convertía en un claro 4–1–4–1. Más presión arriba, pero menos solidez en el centro del campo, que siguió estando dominado por el Real Zaragoza.

No obstante, el equipo local fue perdiendo poco a poco la iniciativa en el juego, mientras el once de Míchel controlaba el balón pero no era capaz de crear claras ocasiones de gol ni de aprovechar las pocas de las que disponía.

Al menos, hasta el minuto 69 en el que un remate a gol de Medel (el tercero en la misma jugada) encontraba la rodilla involuntaria de Loovens para desviar el disparo hasta el fondo de la red de Roberto (1–2).

El Sevilla intensificaba el acoso al área zaragocista, aunque desde este momento hasta el final del encuentro sólo serían dignas de mención una vergonzosa actuación teatral de Víctor Rodríguez que caía al césped de La Romareda intentando simular un inexistente penalti dentro del área sevillista, y una clara ocasión desaprovechada por el delantero sevillista Babá.

Con la grada pidiendo la hora tras los cuatro minutos añadidos por Del Cerro Grande, concluía un partido que supone un bálsamo de tranquilidad para los de Manolo Jiménez antes de su visita al Santiago Bernabéu el próximo sábado a las ocho de la tarde.

El Real Zaragoza va creciendo poco a poco en juego y actitud. No obstante, y como decíamos en anteriores ocasiones, el equipo debe aprender a mantener la intensidad ofensiva, sobre todo, cuando va por delante en el marcador. Los bajones en el juego pueden traer más de un empate y alguna derrota en partidos que se consideran ganados.

 

Ficha técnica del partido:

Real Zaragoza: Roberto; Abraham, Loovens (Paredes, min. 71), Álvaro, Sapunaru; Movilla, Zuculini (Romaric, min. 70); Paco Montañés, Apoño (José Mari, min. 82), Víctor Rodríguez; Hélder Postiga. Entrenador: Manolo Jiménez

Sevilla CF: Palop; Navarro, Spahic, Botía (Fazio, min. 65), Cicinho; Medel, Maduro (Perotti, min. 46); Manu del Moral (Babá, min. 65), Rakitic, Jesús Navas; Negredo. Entrenador: José Miguel González “Míchel”

Goles: 1–0, Hélder Postiga (min. 36); 2–0, Sapunaru (min. 44), 2–1, Medel (min. 69)

Árbitro: Carlos Del Cerro Grande (comité madrileño). Tarjetas amarillas a Sapunaru (min. 61), Víctor (min. 78) y Movilla (min. 81), en el Real Zaragoza; y a Botía (min. 12), Spahic (min. 63), Jesús Navas (min. 90+4) y Fazio (min. 90+4) en el Sevilla.

Foto: realzaragoza.com / Tino Gil

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados