Exconsejeros de Plaza coinciden en declarar que ni las facturas ni las certificaciones pasaban por el Consejo de Administración

23. septiembre 2015 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Políticos y empresarios declararon ayer como testigos en la segunda sesión del juicio por el caso Codesport

Zaragoza.- Políticos y empresarios declararon ayer como testigos en la segunda sesión del juicio por el caso Codesport. Quienes prestaron declaración como exconsejeros de Plaza coincidieron en que ni las facturas ni las certificaciones pasaban por el Consejo de Administración. También explicaron que se les informaba de las operaciones que se realizaban, como la firma del contrato entre Plaza y Autocity por el que esta segunda se comprometía a adquirir las 119 naves que estaba construyendo Codesport en Plaza.

El expresidente del Consejo de Administración de 2000 a 2007, Javier Velasco, aseguró que los consejeros “disponían de documentación previa para poder trabajar”. Respecto al contrato de reserva entre Plaza y Autocity, Velasco explicó que llegó al Consejo de Administración en marzo de 2006. “Lo analizamos y hubo una de las cláusulas que no se autorizó porque modificaba los usos”, detalló.

Hay una previsión de que se va a construir más y como consecuencia va a costar más. También hay una réplica en ingresos, muy superior a los gastos”, explicó Velasco, quien aseguró que la operación les pareció “interesante” tanto para el desarrollo de plaza como “desde el punto de vista económico”. Velasco entendió que el contrato entre Autocity y Plaza “había sido trabajado por el gerente”, dijo Velasco, quien precisó que “en el Consejo de Administración no hubo indicación de que había que hacerlo de otro modo”.

Velasco, que también fue consejero de Obras Públicas y Presidencia del Gobierno de Marcelino Iglesias, también indicó que los pagos y las certificaciones no pasaban por el Consejo de Administración “que yo recuerde”, puntualizó. Tampoco lo hacían las facturas, dijo.

En la misma línea, el exconsejero de Plaza Eduardo Bandrés –que también fue consejero de Economía del Gobierno PSOE-PAR– explicó que, a finales de 2005, se informó al Consejo de que había una posibilidad de vender toda las naves y que “al ser un contrato diferente, se iba a aumentar el coste”, pero también “iba a haber más ingresos”. También aseguró que “nunca” pasaban pagos, facturas ni certificaciones.

El exconsejero de Plaza y exviceconsejero del PAR, Alfredo Boné, explicó a los magistrados que en las reuniones del Consejo de Administración le daban documentación y las cuestiones “se aprobaban por unanimidad”. “Cuando un consejero tenía dudas, levantaba la mano y se le daban explicaciones”, detalló. También coincidió en que ni las facturas, ni las certificaciones pasaban por el Consejo.

También en esta misma línea, el exconsejero de Plaza Antonio Gaspar explicó que en 2006 conocieron el documento en el que se reflejaba un aumento de coste tras el acuerdo firmado por Plaza y Autocity. “La razón era obvia y es que aumentó sustancialmente la construcción”, aseguró este testigo.

Otro de los testigos que declaró fue Francisco Bono, exconsejero de Plaza por Ibercaja y exconsejero de Economía del anterior Gobierno del PP. Bono explicó que el sobrecoste tras la firma del contrato con Autocity estaba “compensado con ingresos adicionales”. aseguró que no recuerda si se le explicó el aumento de precio, pero aseveró que en Plaza “había revisiones de precios continuamente”.

Bono detalló que las explicaciones en el Consejo de Administración las solía dar el gerente, Ricardo García Becerril, en ocasiones acompañado por el exconsejero delegado, Carlos Esco. Bono también aseguró que por este órgano no pasaban las facturas y certificaciones.

El último testigo en declarar fue el consejero de Plaza y actual consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Fernando Gimeno, quien aseguró que “no hay ninguna nave en estos momentos que quede por vender”.

También declaró ayer martes José Manuel García Figueras, miembro del servicio jurídico de Plaza, quien explicó que se decidió pagar el aumento en los costes que había supuesto la firma del contrato entre Plaza y Autocity. “Se daba por hecho que procedía el pago y que Codesport tenía derecho a ser indemnizado”, precisó. “Desde el minuto uno se trabajó con que había que compensar a Codesport, otra cosa es el importe. Todo el mundo estaba de acuerdo”, añadió.

Además de los citados, también declararon ayer martes como testigos Alberto Larraz, Fernando Casasnovas, Mayte Verde y José Luis Abad, entre otros. Lo hicieron como exconsejeros de Plaza por parte del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y entidades bancarias.

Foto: archivo Aragón Press

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados