FÚTBOL – Gran remontada ante el Depor de un Real Zaragoza sensacional en ataque y flojo en defensa (5–3)

11. noviembre 2012 | Por | Categoria: Deportes, Hoy destacamos, Magazine

La evidente mejoría que han vivido el juego y la actitud del Real Zaragoza durante las últimas semanas merecía una fiesta deportiva en La Romareda. La afición (tan maltratada en los últimos tiempos) necesitaba fusionarse con el equipo en una noche épica, donde la adversidad no fuera argumento y en la que clamor, talento, ímpetu, confianza y decisión jalonaran el camino hacia la victoria.

Anoche fue esa noche. Ocurrió en La Romareda, escenario de tantas gestas y de no menos desolaciones. Pero anoche tocaba la cara; la cruz será otro día.

La buena imagen que dejó el Real Zaragoza en el Santiago Bernabéu (a pesar de la derrota) tuvo continuidad ayer desde los primeros compases del encuentro ante el Deportivo de La Coruña. El equipo aragonés dominaba el juego, buscaba la verticalidad y generaba ocasiones de peligro. Los de Manolo Jiménez ya habían lanzado dos córners en los primeros diez minutos.

Sin embargo, un despiste defensivo de la zaga blanquilla en el minuto 13 daba como resultado el primer gol visitante, tras un buen pase de Pizzi a Bruno Gama que dejaba al portugués solo ante Roberto. Nada pudo hacer el guardameta local para evitar que el 0–1 subiera al marcador.

Ocho minutos más tarde, un incomprensible pase de Zuculini a Roberto desde la mitad del medio campo local era interceptado por Riki, que marcaba el segundo gol de los de José Luis Oltra (0–2). Dos fallos defensivos del Real Zaragoza, dos tiros a puerta del Depor, dos goles visitantes.

Manolo Jiménez tomaba entonces una decisión: sustituir a Franco Zuculini por Carlos Aranda. Más tarde, el técnico explicó en rueda de prensa que este cambio no se había debido al fallo cometido poco antes por el medio centro argentino, sino a una variante táctica que pretendía contrarrestar el 0–2 con mayor presión ofensiva.

La decisión fue totalmente acertada ya que a partir de ese momento, buena parte del juego de ataque del Real Zaragoza pasó por las botas de un espléndido Aranda.

De hecho, el empuje local obtuvo su primer fruto en el minuto 27 cuando Teixeira Vitienes (a instancia de su auxiliar Cabañero Martínez) pitaba penalti al considerar que Tiago Pinto se había ayudado del brazo para controlar el balón en la esquina del área grande. Apoño no fallaba desde los once metros, a pesar de que Aranzubía llegó a tocar el esférico (1–2).

Desde ese momento, el partido entró en una dinámica muy atractiva para el espectador, con dominio alterno y con ocasiones de gol para ambos equipos. El Real Zaragoza suplía por el centro el taponamiento de las bandas por parte del Depor, mientras los gallegos basaban su juego en el contraataque.

Un disparo lejano de Bergantiños repelido por el larguero, otro de Movilla desde la corona del área que salió fuera, una jugada de Bruno Gama por la banda que culminó con un cabezazo de Valerón despejado por Roberto, un gran remate de cabeza de Postiga a pase de Aranda, y un duro disparo de Bruno Gama, fueron las ocasiones más destacadas antes del descanso.

Tras la reanudación, Pizzi dejaba a los suyos con diez al ver su segunda tarjeta amarilla por fingir un penalti (la primera le había sido mostrada por protestar el penalti pitado a favor del Zaragoza). A partir de este momento, y consciente de su superioridad numérica, el Real Zaragoza intensificó su presión en ataque.

Así, en el minuto 61 llegaba el gol del empate. Víctor Rodríguez sacaba un córner en corto hacia Movilla, que centraba al área para que Paco Montañés rematara de volea al fondo de las mallas (2–2). Primer gol del castellonense con la camiseta blanquilla, que premia de alguna manera su gran aportación al equipo.

Se había conseguido el empate, pero el Real Zaragoza quería más. Cinco minutos más tarde, Teixeira Vitienes pitaba falta por mano de Camuñas. Víctor Rodríguez sacaba sobre Álvaro para que el cántabro peinara el balón hacia la escuadra de Aranzubía (3–2). El delirio se apoderaba de la grada, tanto por la remontada conseguida, como por la actitud, seguridad y confianza que irradiaba el equipo.

Pero no todo estaba resuelto. El equipo blanquillo seguía mostrando grandes carencias defensivas. En el minuto 70, la insolvencia a la hora de sacar un balón desde la zaga daba lugar a un córner a favor del Depor que Bergantiños remataba fuera tras haberse quedado solo ante Roberto en el área pequeña.

Sin embargo, todo lo que hacía mal el Real Zaragoza en defensa, lo hacía bien en ataque. Así en el minuto 77, una pared entre Aranda y Víctor Rodríguez por la banda derecha era resuelta con un preciso centro del extremo que era rematado a gol por Hélder Postiga (4–2).

Antes del final, aún hubo tiempo para que una jugada similar a la anterior solo que por la otra banda se convirtiese en el quinto del Zaragoza, tras un centro de Abraham cabeceado a la red por Postiga (5–2); e incluso, para que un nuevo fallo defensivo local hiciera subir al marcador el tercer gol del Depor, después de que Bruno Gama centrase un balón a Bodipo para que éste rematara a la red libre de marca (5–3).

El equipo de Manolo Jiménez demostró ayer que ha encontrado la motivación necesaria para jugar en la primera división del fútbol español. Ni con un injusto 0–2 se dio el partido por perdido, ni con un 2–2 se aspiró a conservar el empate, ni con un 3–2 se tuvo suficiente.

Sin embargo, lo cierto es que se recibieron tres goles en contra y que esta cuenta podría haberse incrementado. El Real Zaragoza necesita mejorar su concentración defensiva, sobre todo cuando dispone de dos magníficos laterales con clara vocación ofensiva. Los cuatro jugadores de la zaga blanquilla vieron ayer la tarjeta amarilla. Sapunaru y Abraham se perderán el próximo partido en el Nou Camp; un gran inconveniente a la hora de enfrentarse a uno de los mejores equipos del mundo.

En cualquier caso, a los dos grandes de la liga española será muy difícil ganarles, pero el partido de anoche en La Romareda demuestra que entre el resto de los equipos no hay adversario imbatible.

 

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Roberto; Sapunaru, Loovens, Álvaro, Abraham; Movilla, Zuculini (Aranda, min. 25); Víctor Rodríguez (Edu Oriol, min. 82), Apoño, Paco Montañés; Hélder Postiga (Romaric, min. 86). Entrenador: Manolo Jiménez

Deportivo de La Coruña: Aranzubía; Laure, Ze Castro, Aythami, Pinto Tiago; Bergantiños, Juan Domínguez (André, min. 82); Valerón (Camuñas, min. 52), Bruno Gama, Pizzi; Riki (Bodipo, min. 82). Entrenador: José Luis Oltra

Goles: 0–1, Bruno Gama (min. 13); 0–2, Riki (min. 21); 1–2, Apoño (penalti, min. 27); 2–2, Montañés (min. 61); 3–2, Álvaro (min. 66); 4–2, Hélder Postiga (min. 77); 5–2, Hélder Postiga (min. 82); 5–3, Bodipo (min. 90+2)

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (comité cántabro). Amonestó a Loovens (min. 16), Abraham (min. 49), Álvaro (min. 58) y Sapunaru (min. 89) en el Real Zaragoza; y a Tiago Pinto (min. 26), Camuñas (min. 66) y Laure (min. 84) en el Deportivo. Expulsó por doble amonestación a Pizzi (mins. 27 y 48)

Fotos: realzaragoza.com / Tino Gil


Tags: , , , ,

Comentarios cerrados