Intenso fin de semana reivindicativo en Zaragoza, con manifestaciones a favor de las pensiones dignas y de la acogida a los refugiados

27. febrero 2017 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Unas 2.000 personas reclamaron el sábado pensiones dignas, y más de un millar pidieron ayer políticas más humanitarias para los refugiados

Zaragoza.- Bajo el lema “Las pensiones son un derecho, no un negocio”, más de 2.000 personas se han manifestaron este sábado en Zaragoza durante la protesta convocada desde las Marchas por la Dignidad, que comenzó en la Glorieta Sasera y terminó en la plaza del Pilar.

En palabras de uno de los portavoces de la organización convocante, David Ubico, la manifestación ha sido una expresión multitudinaria “en defensa de las pensiones como un elemento fundamental de la calidad de vida de la gente”. En este sentido, subrayó que su reivindicación fundamental es que el salario que reciben los jubilados “vaya a cargo de los Presupuestos Generales del Estado”.

De igual forma, plantean que la pensión “mínima” se fije en 1.080 euros, algo que consideran como “indispensable para vivir”.

Por otra parte, Ubico ha criticado las propuestas lanzadas desde parte del sector bancario, como la realizada por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la que plantea que “la gente se jubile a los 70 y no a los 67”. Asimismo, ha cargado contra aquellas personas que “plantean la privatización de las pensiones con seguros privados y están ganando 250.00 uros. Es una locura, es algo que no es presentable”.

En este sentido ha argumentado que “en una situación en la que los salarios se están precarizando cada vez más no tiene ninguna lógica que hagamos seguros privados, cuando se pasa el mes por supervivencia”.

Los últimos datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social reflejaban que la pensión media en Aragón se situaba en torno a los 960 euros. Sin embargo, algunas personas reciben cantidades muy inferiores y subrayan que no es suficiente para afrontar el coste de la vida. “Es muy difícil vivir con 600 euros, a ver cómo se puede vivir”, criticaba una de las manifestantes. Para otra, con 62 años, “la pensión está muy lejos y no sé qué me va a quedar”.

Otro de los presentes criticaba la subida del 0,25% e ironizaba que ese porcentaje “lo gastaron en la carta que nos mandaron a casa”. Por otra parte, otra de las participantes exponía que “se hace imposible comer” y contrastaba que “la luz sube y las pensiones bajan”.

Apoyo a los refugiados

Por otra parte, alrededor de un millar de personas reclamaron ayer en Zaragoza que la UE y el Gobierno de España cambien sus políticas sobre la acogida de refugiados. Más de 30 ciudades españolas se manifestaron también ayer por esta causa.

Desde Zaragoza Acoge, entidad organizadora de la convocatoria y en palabras de su portavoz, Jesús Paz, recordaron que el motivo de la cita fue expresar que están “a favor de la población migrante y que busca refugio” e incidieron en que “la sociedad civil tiene mucho que decir frente al gobierno español”.

Entre sus críticas, Paz citó el “escaso número de refugiados de conflictos armados, como el de Siria, que hay acogidos en Europa y los que está aceptando España, son escasísimos”. “Lamentamos que se ponga el foco en el muro de Trump mientras aquí pasa algo similar con las fronteras europeas, al sur fundamentalmente, y es algo de lo que no se puede escapar España, que está en una situación que mantiene desde hace décadas”, subrayó este portavoz.

De igual forma, entre las peticiones de esta movilización se mencionaron “los derechos y libertades fundamentales para la población que busca refugio, la suspensión del acuerdo con Turquía y la habilitación de vías seguras que es lo que se pedía hace más de un año”. También plantearon que “el Gobierno español destine parte de los recursos militares a la acogida de población refugiada”. Y como ejemplo, Paz mencionó que si España destinase “la diferencia entre lo presupuestado y lo ejecutado para gasto militar daría para 300.000 ayudas similares al Salario Mínimo Interprofesional”.

La manifestación, que partió desde la plaza de España para concluir en la cercana plaza de Aragón, reunió también a distintos representantes políticos. Entre ellos estaban los diputados por Podemos en las Cortes de Aragón, Nacho Escartín y Amparo Bella. También participaron la vicealcaldesa de Zaragoza, Luisa Broto, y el alcalde de la capital, Pedro Santisteve. Este último reivindicó que la ciudadanía se está “jugando su condición moral” y pidió que los gobiernos nacionales “dejen a un lado la hipocresía”.

Broto, por su parte, recordó que Zaragoza acoge a 160 personas, “muchas de ellas reubicadas desde otros puntos de Europa, a través del protocolo firmado entre distintas entidades sociales, el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón”.

Fotos: Aragón Press

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados