La Guardia Civil imputa un delito contra el medio ambiente a una empresa de productos químicos de Zuera

10. agosto 2015 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> En las instalaciones de la empresa el Seprona observó gran cantidad de residuos peligrosos abandonados

Zaragoza.- Una empresa de Zuera de comercialización de productos químicos ha sido imputada por la Guardia Civil por un delito contra el medio ambiente. El Seprona observó y denunció una gran cantidad de residuos químicos peligrosos abandonados, lo que supone un riesgo de accidente perjudicial para las personas y el medio ambiente.

El pasado día 6 de julio una asociación sin ánimo de lucro ponía en conocimiento de la Guardia Civil la posible existencia del abandono de residuos peligrosos en el interior de las instalaciones de una empresa ubicada en la localidad de Zuera.

Tras el conocimiento de los hechos agentes pertenecientes a Seprona de la Guardia Civil de Casetas se personaron en el Polígono el Campillo de Zuera para realizar una inspección en dicha empresa dedicada a la comercialización de productos químicos y la gestión de residuos peligrosos. Empresa que desde el año 2013 se encuentra en Concurso de Acreedores, hallándose actualmente en proceso de liquidación.

Una vez en el interior de las dos naves que la componen los agentes observaron una cantidad ingente de residuos peligrosos con evidentes signos de abandono. La mayoría de estos productos se encontraban en envases de gran capacidad (1.000 litros) y carecían de etiquetado y de pictogramas.

Las condiciones de almacenamiento de estos bidones deteriorados (que tenían fugas y escapes) eran muy deficientes y los estantes que los sustentaban estaban muy estropeados por la propia acción de las sustancias químicas que contenían los envases. Todo ello con el consiguiente grave riesgo de accidente químico y peligro para la salud de las personas y el medio ambiente.

De las gestiones realizadas posteriormente por el Seprona, durante las cuales se solicitaron informes al Departamento de Medio Ambiente, se pudo determinar que en la empresa investigada se habían realizado dos inspecciones durante los años 2011 y 2012, tras las que se habían denunciando deficiencias graves en el etiquetado y almacenamiento de los residuos (con vertidos sobre el suelo) por las que se les había sancionado con más de 6.000 euros. Cantidad que hasta la fecha no había sido abonada, así como que no constaba se hubiera ejecutado la medida correctora de etiquetar y almacenar los residuos adecuadamente.

Ante estos hechos, el Seprona solicitó al Gobierno de Aragón la visita a las instalaciones por los servicios de inspección para determinar la cantidad exacta de residuos peligrosos existentes en las mismas, y que se elaborara un informe técnico con la finalidad de proceder a la retirada urgente de los mismos.

Tras confirmar con el Registro Mercantil la identidad de las personas responsables de la gerencia de dicha empresa durante el año 2013 y tomarles manifestación por los hechos relatados, el Seprona de la Guardia Civil procedió a la imputación de la mercantil, el pasado jueves día 6 de agosto, la comisión de un presunto delito contra el medio ambiente.

Las diligencias una vez finalizadas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de esta capital aragonesa, quedando precintados los almacenamientos hasta que la Autoridad Competente decida su destino.

Foto: Guardia Civil

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados