La población residente en España desciende por primera vez desde que se comenzó a recoger datos anuales en 1971

25. junio 2013 | Por | Categoria: Hoy destacamos, Nacional

>>> Durante el año 2012 emigraron al extranjero 59.724 españoles, un 7,7% más que en el año anterior

Madrid.- Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, la población residente en España a fecha de 1 de enero de 2013, era de 46.704.314 habitantes, un 0,2% menos que a comienzos de 2012. Se trata del primer descenso de población en España desde 1971, que es cuando se comenzó a disponer de datos anuales.

A pesar del saldo vegetativo positivo, con 48.488 nacimientos más que defunciones, la caída se ha debido a un saldo migratorio negativo de 162.390 personas, con 314.358 inmigrantes y 476.748 emigrantes.

El descenso de población se produjo en el rango de edades de 15 y 39 años, en 474.998 personas (un 3,0%) y entre los niños menores de 10 años, que se redujeron en 14.351 (un 0,3%). Además, se observa un decrecimiento en el grupo de edad de 75 a 79 años causado por la llegada a dichas edades de las generaciones más reducidas nacidas durante la Guerra Civil. La población mayor de 64 años se incrementó en 134.356 personas durante 2012, un 1,7% más.

La tasa de dependencia (entendida como el cociente entre las personas menores de 16 años y mayores de 64, y las personas de entre 16 y 64 años) se situó en 51,0% a 1 de enero de 2013. Esta tasa es 0,8 puntos mayor que la registrada en 2012, del 50,2%. Si nos limitamos a la población mayor de 64 años, el cociente entre dicha población y la que está en edad de trabajar (de 16 a 64 años) fue del 26,7%, con un incremento de 0,6 puntos respecto a la de 2012.

Por nacionalidad, la población española apenas creció el año pasado (4.016 personas más), situándose en 41.586.202 a 1 de enero de 2013. No obstante, si nos restringimos a los españoles nacidos en España, la población se redujo en 19.337 personas. Así, el crecimiento de la población española se debió al incremento de la población con nacionalidad española nacida en el extranjero, que fue de 23.354 personas.

Por su parte, la población extranjera se redujo en 117.918 personas (un 2,3%) hasta situarse en 5.118.112 personas.

Migraciones exteriores

Un total de 314.358 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país durante 2012. Al mismo tiempo, 476.748 abandonaron España con destino a algún país extranjero. Por tercer año consecutivo, el saldo migratorio fue negativo (–162.390 personas en 2012, cifra sensiblemente inferior a las de 2011 y 2010).

De los 314.358 inmigrantes, el 10,3% eran de nacionalidad española. Procedentes del extranjero vinieron a España 32.380 personas de nacionalidad española (un 8,6% menos que en 2011) y 281.978 extranjeros (un 16,1% menos).

En cuanto a la emigración, de las 476.748 personas que dejaron España el 12,5% eran españoles. Durante el año 2012 emigraron 59.724 españoles (un 7,7% más que en 2011) y 417.023 extranjeros (un 17,9% más).

Con todo ello, a lo largo de 2012 los saldos migratorios volvieron a ser negativos, tanto para la población española como para la extranjera.

En el caso de los españoles el saldo fue de –27.344 personas (en 2011 fue de –20.030).

Por su parte, el saldo migratorio de los extranjeros fue de –135.045, con un acentuado descenso respecto a los datos de 2011 y 2010.

Inmigración desde el exterior

Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron los rumanos (con 28.280 llegadas a España durante 2012), los marroquíes (23.408) y los británicos (16.569).

De entre las 15 nacionalidades con mayor flujo inmigratorio, los dominicanos registraron el mayor aumento anual relativo, con un 49,0%.

Por el contrario, los rumanos fueron los que más frenaron sus llegadas a España durante 2012, con un 45,5% menos.

Inmigración exterior de extranjeros por sexo y edad

Entre las cinco primeras nacionalidades en cuanto a inmigración, en los casos de marroquíes y británicos predominaron los varones. En rumanos, dominicanos y colombianos predominaron las mujeres.

El perfil por edades fue muy distinto según la nacionalidad del migrante, con un claro predominio de edades adultas jóvenes de la nacionalidad rumana y marroquí y de ciudadanos británicos en las edades en torno a la edad de jubilación.

Inmigración desde el exterior de españoles

Entre los inmigrantes españoles, los hombres mantuvieron un peso relativo ligeramente superior (51,3% en 2012).

En este caso, la inmigración tuvo un reparto por edades más homogéneo que en el caso de los extranjeros, si bien se manifiesta un suave predominio entre los 30 y 50 años y en torno a la edad de jubilación. Cabe destacar, además, la importancia de las llegadas de niños españoles menores de cuatro años, asociadas en gran medida a adopciones por parte de familias españolas de niños nacidos en el extranjero.

Inmigración desde el exterior de los españoles según procedencia

La población española que llegó a España durante 2012 procedía, principalmente, de Cuba, Venezuela, Francia y Reino Unido (en todos estos casos con más de 2.000 llegadas).

En términos relativos, destacó el incremento de la inmigración de españoles procedentes de Ecuador (37,1%) y el descenso de los provenientes de Cuba (–31,9%).

Emigración exterior de extranjeros

Entre los extranjeros que emigraron de España durante 2012, las nacionalidades predominantes fueron las de Rumanía (62.462 emigraciones) y Marruecos (51.932), que son las mayoritarias entre la población extranjera residente.

En términos relativos, la emigración de rumanos, alemanes, chinos y búlgaros aumentó más de un 30%. Por el contrario, dominicanos, franceses y argentinos redujeron sus emigraciones hacia el exterior en el último año.

Por edades, es observó que, en general, el grupo de edades de máximo nivel de emigración de extranjeros fue el de 30 a 44 años, mientras que para la inmigración el máximo nivel se alcanzó en el grupo de 15 a 29 años.

Emigración exterior de españoles

Ecuador, Reino Unido, Francia y Alemania fueron los principales destinos de los emigrantes españoles, con más de 4.000 salidas en cada uno de estos países.

En términos relativos, destacó el fuerte aumento de españoles que trasladaron su residencia a Colombia y Ecuador, así como el descenso de la emigración a China y Bulgaria.

Los 59.724 españoles que abandonaron el país durante 2012 se concentraron, especialmente, entre los 25 y 44 años. Los varones representaron el 52,3% del total.

Saldos migratorios por país

España mantuvo un saldo migratorio positivo en 2012 con Cuba, República Dominicana, Reino Unido y Venezuela. Por el contrario, destacan como saldos migratorios negativos los de Rumanía, Ecuador, Marruecos y Bolivia.

La pérdida de población en relación con los países con los que España mantuvo saldos migratorios más negativos se concentró en las edades entre 25 y 45 años.

Si nos restringimos a la población española, Cuba fue, con diferencia, el país con el que España tuvo un saldo migratorio más positivo en 2012. Por el contrario, los países con saldos migratorios más negativos fueron Ecuador, Reino Unido, Alemania y Francia.

Gráfico: porcentual.es

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados