La sociedad española comienza a movilizarse contra el Recortazo planteado por Mariano Rajoy

12. julio 2012 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Cientos de personas participaron ayer en una manifestación espontánea que recorrió las calles de Zaragoza

Zaragoza/Madrid.- La contestación social a las medidas de recorte anunciadas ayer por Mariano Rajoy no se ha hecho esperar. Apenas unas horas después de que el presidente del Gobierno anunciara, entre otras cosas, que subirá el IVA, que dejará sin (paga de) Navidad a los funcionarios, que recortará el subsidio por desempleo, que rebajará las cotizaciones sociales que pagan los empresarios, que privatizará las pocas empresas públicas que aún existen o que adelantará la fecha para la implantación de la jubilación a los 67 años, se convocaban concentraciones espontáneas a través de redes sociales y mensajería móvil en numerosos puntos de la geografía española.

Madrid, Barcelona, Alcañiz, Granada, Vigo, Sevilla o Zaragoza se movilizaban para contestar desde la calle el anuncio realizado por Rajoy en el Congreso de los Diputados.

En la capital aragonesa, la cita se fijaba para las siete de la tarde ante la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón (plaza del Pilar). Allí, varios cientos de personas protestaban contra el que consideran el mayor y más injusto ataque contra el Estado del Bienestar que ha vivido nuestro país desde la transición.

Banderas autonómicas, independentistas, republicanas, camisetas de la Marea Verde y pancartas reivindicativas sobre la necesidad de no pagar la deuda generada por otros, daban color a una movilización en la que también podían verse rostros de diversos cargos públicos de Chunta Aragonesista y de Izquierda Unida.

Poco después de las siete y media de la tarde, la concentración decidía transformarse en manifestación para recorrer a pie los 1.500 metros que aproximadamente separan la Delegación del Gobierno de la sede del Partido Popular en Aragón. Allí tuvo lugar una sonora cacerolada, que sin duda, será el preludio de las numerosas movilizaciones que se producirán a partir de ahora contra el llamado “Recortazo” de Mariano Rajoy.

La mayoría de organizaciones políticas y sociales rechazaron ayer las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno. La diputada autonómica de IU, Patricia Luquin, las tachaba como “el mayor destrozo que se ha hecho al estado del ‘mediobienestar’ que teníamos en España y que tantas luchas nos ha costado construir, no podemos quedarnos impasibles”. “Son recortes impuestos desde la troika y no era verdad que el rescate bancario viniera sin condicionantes para la ciudadanía”, añadía.

El portavoz del PAR en la Comisión de Economía y Empleo de las Cortes de Aragón, Antonio Ruspira, lamentó que se sigan priorizando los nuevos recortes de Rajoy “frente a medidas de crecimiento y creación de empleo” y mostró la “honda preocupación” de su partido por unas medidas cuyos efectos “pueden ser muy negativos para el conjunto de los ciudadanos y principalmente para aquellos que más están notando la crisis, también para la propia economía de Aragón”.

Desde el sindicato aragonés OSTA denunciaron ayer que el gobierno del PP “criminaliza a los trabajadores y vuelve a atacar a los más desfavorecidos”, con unas medidas “injustas” y que llegan a la “crueldad con los trabajadores desempleados”. Según OSTA, Rajoy “utiliza el salario de los trabajadores públicos para pagar los desmanes de la banca” y con la subida del IVA “aumenta la desigualdad social y penaliza el consumo, lo cual incrementará la destrucción de empleo”. Desde el sindicato aragonés se plantea la necesidad de poner en marcha una “movilización social, de la forma más unitaria posible, para hacer frente a la mayor agresión que ha sufrido los trabajadores desde la llegada de la democracia”.

Por su parte, la organización agraria COAG estima que la subida del IVA anunciada por el presidente del Gobierno “supondrá un sobrecoste anual de más de 412 millones de euros para los profesionales del sector agrario”. Según el secretario general de COAG, Miguel Blanco, “estamos ante un nuevo mazazo para la economía familiar agraria, menoscaba nuestra competitividad y pone en jaque la viabilidad económica de las pequeñas y medianas explotaciones familiares, que sólo en 2011 han perdido un 5,9% de la renta”.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma que esta subida del IVA supondrá un incremento medio del gasto doméstico de aproximadamente 415 euros por familia al año, por lo que “va a suponer un freno al consumo de la familia, muy afectadas ya por los efectos de la crisis”.

FACUA–Consumidores en Acción rechaza tajantemente la subida del IVA, ya que en su opinión, “merma sustancialmente el ya de por sí reducido poder adquisitivo de los ciudadanos, que además tienen que hacer frente a medidas como la reducción de la prestación por desempleo o la eliminación de la paga extra a los funcionarios”. Por ello, la asociación afirma no entender “cómo el Gobierno pretende sacar al país de la crisis económica con este tipo de medidas que, lejos de reactivar la economía, empobrecen a la población y limitan su poder de consumo”.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha denunciado que las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, suponen un nuevo “ataque sin contemplaciones” a los profesionales de Enfermería y ha asegurado que el actual Estado de Bienestar en España está “herido de muerte”. Su secretario general, Alejandro Laguna, ha afirmado que los nuevos recortes del Gobierno suponen una “auténtica aberración” y un “verdadero atentado” a la actual situación de los empleados públicos, “muy perjudicada ya por anteriores recortes”. Laguna criticó que “una vez más, sean las rentas del trabajo las que paguen las consecuencias de la crisis económica, y que los causantes de ella y las rentas del capital se vayan de rositas”.

Apoyo de la Cámara de Comercio

En el extremo contrario se sitúa la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, que ayer emitió un comunicado en el que las medidas anunciadas por Rajoy son “imprescindibles y necesarias” y “suponen un avance decisivo para clarificar el horizonte de actuación, recuperar la confianza y acometer, de manera más decidida, las causas y los efectos de la crisis que atraviesa España, así como cumplir con el objetivo del déficit”.

Según la Cámara de Comercio, el paquete de consolidación fiscal “tendrá un efecto contractivo en el corto plazo, pero su impacto sobre la estabilidad de los mercados, la previsible reducción de la prima de riesgo y una menor dependencia del crédito externo, pueden tener una incidencia positiva, en el medio y largo plazo, sobre la actividad empresarial y la creación de empleo”. Este órgano valoró “muy positivamente” la reducción de las cotizaciones sociales a cargo de los empresarios, ya que en su opinión traerán consigo un “efecto positivo sobre el empleo y la competitividad”.

Fotos: cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados