Las 50 mayores empresas norteamericanas ocultan 1,6 billones de dólares en paraísos fiscales

19. abril 2017 | Por | Categoria: Hoy destacamos, Internacional

>>> Un informe de Oxfam señala que estas 50 empresas utilizaron en 2015 una red de 1.751 filiales en paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos

Londres (Reino Unido).- Según constata el último informe de Oxfam (Oxfam Intermón en España), en 2015 las 50 mayores empresas estadounidenses (entre ellas Pfizer, Goldman Sachs, General Electric, Chevron, Wal-Mart y Apple), ocultaron 1,6 billones de dólares en paraísos fiscales, unos 200.000 millones de dólares más que el año anterior.

El informe “Una reforma tramposa” revela que las mayores empresas norteamericanas están incrementando su uso de los paraísos fiscales y aumentando sus inversiones en actividades de lobby a fin de obtener mayores exenciones fiscales. El informe también advierte de que las reformas fiscales propuestas por el presidente Trump sesgarán aún más las leyes fiscales estadounidenses en beneficio de los ricos y poderosos, e intensificará la destructiva carrera a la baja en el impuesto de sociedades a nivel mundial, a expensas de las comunidades más pobres de Estados Unidos y de todo el mundo.

El informe concluye que las 50 mayores empresas estadounidenses utilizaron en 2015 una red de 1.751 filiales declaradas en paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos, 143 más que el año anterior.

Miguel Alba, responsable de fiscalidad y sector privado de Oxfam Intermón, señala que “la elusión de impuestos se ha convertido en una práctica estándar a nivel mundial. Cada año, los individuos y empresas que eluden el pago de impuestos roban a Estados Unidos cerca de 135.000 millones de dólares en ingresos fiscales. Utilizan los mismos trucos y herramientas con los que privan a los países pobres de cerca de 100.000 millones de dólares anuales que podrían utilizarse para salvar la vida de seis millones de niños y niñas en países pobres, y escolarizar a 124 millones”.

Además, si en EEUU prosperan las reformas fiscales propuestas por el presidente Donald Trump y el Congreso del país, estas 50 empresas recibirían entre 312.000 y 327.000 millones de dólares por los beneficios que han ocultado offshore, a los que se sumarían grandes beneficios financieros gracias a unos tipos impositivos más bajos y a futuras ventajas fiscales adicionales.

El informe señala también que entre 2009 y 2015, estas 50 empresas invirtieron cerca de 2.500 millones de dólares en actividades de lobby. Se estima que de éstos, 352 millones se destinaron exclusivamente a actividades de presión en materia fiscal para de este modo garantizarse 423.000 millones de dólares en exenciones fiscales. Oxfam estima que por cada dólar que estas empresas invierte en actividades de lobby en materia fiscal, obtienen un beneficio de 1.200 dólares en exenciones fiscales. General Electric, Verizon Communications, Comcast, AT&T y Exxon Mobil fueron las cinco empresas que más invirtieron en actividades de lobby.

Una reforma tramposa” evidencia cómo las reformas fiscales del presidente Trump, que principalmente beneficiarán a las personas más adineradas de la sociedad estadounidense, se financiará gracias a los recortes aplicados a programas diseñados para ayudar a las personas más pobres de Estados Unidos y de todo el mundo. Por ejemplo, programas dirigidos a proporcionar a las familias estadounidenses con menos ingresos viviendas asequibles y formación profesional, o el recorte del 31% de la ayuda al desarrollo en un momento en el que 20 millones de niñas, niños, mujeres y hombres pasan hambre en Yemen, Somalia, Sudán del Sur y Nigeria.

Alba afirma que “el presidente Trump prometió arreglar un sistema político y económico amañado y, sin embargo, sus reformar fiscales no harán sino enriquecer a las poderosas multinacionales a costa de las pequeñas empresas y las personas de a pie. El presidente y los líderes del Congreso deben replantearse las reformas y diseñar un sistema fiscal que funcione para todas las personas y no solo para una afortunada minoría”.

Estados Unidos debe trabajar con Gobiernos de todo el mundo para poner freno a la destructiva carrera a la baja en el impuesto de sociedades y garantizar que todas las grandes empresas paguen los impuestos que les corresponden”, concluye Alba.

Foto: King of Hearts

 



Tags: , , , , , ,