Las aportaciones públicas al sector agrario se reducen un 65% a lo largo de los últimos cinco años

4. octubre 2013 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Según UAGA–COAG, los Presupuestos 2014 abandonan a los agricultores frente a cualquier catástrofe climática, plaga o enfermedad ganadera

Zaragoza.- UAGA-COAG denuncia que la aportación del Estado para el sector agrario se ha recortado en los últimos 5 años un 65%, pasando de los 4.835 millones del ejercicio presupuestario 2009 a los 1.672 que recoge el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2014. “Es un recorte brutal para un sector productivo de la economía real, que a pesar de las dificultades sigue generando empleo y mantiene el superávit en la balanza comercial española gracias a su fortaleza exportadora”, ha subrayado José Manuel Penella, secretario general de UAGA-COAG.

En el caso concreto del anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014, para el MAGRAMA se recoge una reducción de 0,4% respecto al año anterior. La organización agraria critica que el recorte en los programas para calidad, competitividad y sanidad agrícola y ganadera frena la innovación y deja a los profesionales agrarios totalmente indefensos ante una eventual plaga en los cultivos o zoonosis en la cabaña ganadera.

Además, la congelación de la partida para seguros agrarios (tras el recorte acumulado del 30%), unida a la eliminación del apoyo a los seguros agrarios en varias comunidades autónomas, imposibilitará que muchos agricultores puedan asegurar sus explotaciones ante el elevado coste. “En resumen, dejan al sector en manos de los caprichos del tiempo, abandonado a su suerte sin un adecuada red de seguridad que garantice un mínimo de renta”, ha puntualizado Penella.

En Aragón, un análisis pormenorizado de las distintas partidas del Departamento de Agricultura para 2014, arroja que el presupuesto de la partida de “Competitividad y calidad de la producción y los mercados agrarios” se reduce en 9 millones de euros (–23%) respecto a 2013. Este programa tiene el objetivo principal de mantener y mejorar la competitividad de las explotaciones agrarias en los mercados agrícolas y ganaderos. Por lo tanto, es un programa vinculado a la economía real. A pesar de ello sigue un proceso de desmantelamiento de las principales medidas en los últimos años: fomento de la innovación tecnológica, la ordenación de los sectores productivos, razas autóctonas en régimen extensivo, mejora de la productividad, calidad, etc.

También se recorta el dinero público destinado a la “Competitividad y calidad de la sanidad agraria”. La partida desciende en 6 millones (–12,6%). El recorte es importante en una partida que, a juicio de UAGA–COAG, debería ser prioritaria ya que de la misma depende el control y prevención de cualquier tipo problema sanitario en la cabaña ganadera o plagas en cultivos. Este programa también está sufriendo un progresivo desmantelamiento en los últimos años.

En materia de “Gestión de recursos hídricos para el regadío”, se mantienen los fondos con un pequeño descenso de 700.000 euros respecto al año anterior (–1,4%). Es el programa que instrumenta la política de regadíos (Plan Nacional de Regadíos) y que acumula un retroceso del 80% desde 2009. La política de regadíos continúa paralizada.

En cuanto al programa de “Desarrollo del medio rural” se recuperan fondos después del descenso sufrido el presente año. El incremento es de 468 millones (46,0%). Este apartado implementa la estrategia de desarrollo rural para el periodo 2007–2013, que se sufraga a través de las transferencias de la UE mediante el fondo FEADER. Incluye las transferencias a las comunidades autónomas para cofinanciar los programas de desarrollo rural. Durante el año 2013 ha estado en peligro dicha cofinanciación a pesar de constatarse una pérdida importante de fondos europeos en el ejercicio 2012.

El “Programa de Desarrollo Rural Sostenible” se mantiene en unos niveles muy bajos con un descenso de 600.000 euros (–3%). Consta principalmente de transferencias del Ministerio a las comunidades autónomas para sus Planes de zona en aplicación de la Ley de Desarrollo Rural Sostenible (LDRS).

Por último, la partida destinada a “Previsión de riesgos en producciones agrarias” se estabiliza en los niveles del año anterior. El problema, según UAGA–COAG, es que una de las políticas prioritarias y punteras del Departamento, el Plan Anual de Seguros Agrarios, ha sufrido un proceso de reducción en los últimos años con un descenso del 30% consolidado en este presupuesto.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados