Las trabajadoras del 112-Aragón denuncian que su precariedad laboral perjudica la calidad del servicio

8. junio 2017 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> La mala organización de Ferrovial como empresa adjudicataria, la sobrecarga de trabajo y el incumplimiento del pliego de condiciones, principales problemas

Zaragoza.- Una vez más, el concepto de “precariedad laboral” va unido al de externalización de un servicio público esencial. Así lo han explicado esta mañana en rueda de prensa las trabajadoras del 112-Aragón.

Este colectivo de 28 personas (de las cuales el 93% son mujeres) tiene como misión atender las llamadas de la ciudadanía aragonesa en situación de urgencia o emergencia, y coordinar los distintos servicios y recursos que intervienen para solventarla. En noviembre pasado, Ferrovial ganó el concurso después de ofrecer el precio más bajo tras un polémico cambio en las condiciones laborales, firmado por el entonces consejero popular Antonio Suárez.

Al parecer, en aquel momento, nadie en el Gobierno de Aragón pensó que esa rebaja del coste se haría a costa de nuestros sueldos, de nuestra salud y del consiguiente riesgo para el propio servicio”, indican las representantes de las trabajadoras.

Según han informado las trabajadoras, “a fecha de hoy, 6 de las 28 personas que componemos la plantilla están en situación de baja médica, y otras 10 disfrutan de jornadas reducidas por conciliación familiar”, por lo que “la empresa debería contratar personal específico para cubrir estos derechos”. Sin embargo, “lo que hace en realidad es distribuir esas cargas sobre el resto de la plantilla no conciliada, mediante ocho turnos rotatorios distintos que nos hacen trabajar casi todos los fines de semana del mes”. Cabe reseñar que, según han afirmado las comparecientes, entre el personal del 112-Aragón no sólo hay trabajadores pertenecientes a Ferrovial, sino que también hay técnicos de Sarga, la empresa pública del Gobierno de Aragón sobre la que la Cámara de Cuentas detectó múltiples irregularidades en su último informe.

Las comparecientes han denunciado que “estos turnos se distribuyen de forma totalmente aleatoria y no obedecen a ningún sistema de rotación para un reparto equilibrado de la carga de trabajo entre el personal”. Además, los turnos no se establecen en cuadro anual (como marca el pliego de condiciones), sino que se entregan a finales de cada mes para el mes siguiente, “y aún así, incluyen modificaciones posteriores que nos impiden conciliar la vida familiar y laboral”.

En cuanto a las llamadas Guardias de Localización (imprescindibles en este servicio, dado lo imprevisible de las situaciones de emergencia) las trabajadoras afirman que “durante 22 años fueron voluntarias y retribuidas a 8 horas de salario por cada 24 horas de localización”, y que ahora, en cambio, “son obligatorias y retribuidas a 3 horas”. Pues bien, a pesar de esta rebaja de derechos y salarios, “Ferrovial pretende externalizar dichas Guardias a un coste inferior, ignoramos con qué personal, dado que la especialización y experiencia son imprescindibles en nuestro trabajo”, señalan las trabajadoras.

Además, la última propuesta recibida de la empresa Ferrovial pretende que trabajemos 15 días más al año manteniendo el mismo sueldo”, han afirmado. Hemos llegado a trabajar 16 horas seguidas por la mala organización de la empresa, y por todo ello, insistimos, nuestra salud se resiente, lo que pone en riesgo la seguridad y el cuidado de la ciudadanía”, afirman.

Las trabajadoras del 112-Aragón han insistido en que Ferrovial ofrece el servicio de Emergencias 112 al Gobierno de Aragón a costa de nuestra salud, con unas condiciones de trabajo durísimas y sin percatarse de las graves consecuencias que ello supone para la plantilla y también para la ciudadanía aragonesa”.

Por todo ello, las trabajadoras del servicio reclaman que el Gobierno de Aragón, “vigile cuál es la gestión de Ferrovial con nuestro colectivo de trabajadores” y que “se restaure el modelo de tres turnos, vele por el restablecimiento de la legalidad en cuanto a condiciones de trabajo, seguridad y salud laboral, así como la aplicación de las cláusulas sociales que son el instrumento adecuado para impedir la total precarización de un servicio público de carácter esencial como es el 112”.

Los diputados Román Sierra, de Podemos, y Patricia Luquin, de IU, han acompañado a las trabajadoras del 112 en esta rueda de prensa. Ambos han anunciado la puesta en marcha de varias iniciativas parlamentarias para conocer las circunstancias en las que están prestando su labor profesional.

Foto: cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados