Los márgenes empresariales en la distribución de carburantes de automoción en España crecieron un 20% entre 2007 y 2010

15. octubre 2012 | Por | Categoria: Hoy destacamos, Nacional

>>> Un informe de la CNC señala que hay “elementos estructurales” en el sector que dificultan la competencia y encarecen los precios

Madrid.- El margen bruto de la distribución de carburantes de automoción en España creció alrededor de un 20% entre 2007 y 2010, y eso a pesar de que en nuestro país se partía de niveles previos mucho más elevados que los existentes en otros Estados comparables, y de que ha habido una fuerte contracción de la demanda como consecuencia de la crisis.

Esta es una de las conclusiones del Informe sobre el Mercado de Carburantes de Automoción en España, que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha elaborado a petición de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

En él se señala que el mercado español está altamente concentrado en torno a los tres principales operadores (Repsol, Cepsa y BP), y que éstos disfrutan de ventajas sustanciales respecto al resto de operadores, a causa de su importancia en el mercado, de su integración vertical con las actividades de refino en España, y a sus vínculos estructurales con la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), monopolista de la red de transporte, y sobre la que no existe una regulación ni un control efectivo, a juicio de la CNC.

Otras razones que influyen negativamente sobre la libre competencia en el sector son las dificultades administrativas para la apertura de nuevas estaciones de servicio (sobre todo, por parte de los entes locales), así como los vínculos contractuales de suministro a largo plazo entre éstas y las empresas distribuidoras. Así se señala que en nuestro país, el 80% de las estaciones de servicio son propiedad de los operadores mayoristas o tienen vínculos con ellos a muy largo plazo.

El informe publicado hoy afirma también que, a diferencia de otros países, en España tampoco se ha producido el efecto dinamizador de la competencia a través de la apertura de estaciones de servicio en grandes y medianas superficies comerciales. En este sentido, la CNC apunta que mientras en Francia estas nuevas estaciones de servicio instaladas en superficies comerciales representan más del 60% del mercado minorista, en España apenas llegan al 3%.

Por todo ello, la Comisión Nacional de la Competencia ha propuesto al Gobierno 23 medidas para fortalecer la competencia, tanto en el segmento mayorista como en el minorista.

En el primero, se propone establecer un régimen de incompatibilidades para los órganos de gobierno de CLH, limitar la participación en su accionariado, regular las tarifas por la utilización de su red de transporte y almacenamiento, establecer un periodo máximo para las autorizaciones de nuevas refinerías, o reducir las ventajas de los operadores con capacidad de refino respecto a los demás.

En el sector minorista se propone impedir las limitaciones urbanísticas a la instalación de estaciones de servicio, favorecer la entrada de nuevos operadores, reducir la duración de los contratos de suministro en exclusiva a estaciones de servicio, prohibir las recomendaciones de precios de venta al público, o fomentar la transparencia entre los consumidores.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados