Más de 50.000 indignados participan en la manifestación más multitudinaria del 15–M en Zaragoza

13. mayo 2012 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> La asamblea permanente que se celebró en la plaza del Pilar tras la movilización fue desalojada a las cuatro de la mañana por la Policía Nacional

Zaragoza.- Más de 50.000 personas se manifestaron ayer en la capital aragonesa contra la situación financiera, los recortes de derechos sociales y el déficit democrático que sufre el país, en respuesta a la convocatoria efectuada por el movimiento social 15–M. Se trata de la movilización más multitudinaria de cuantas ha convocado hasta ahora esta plataforma.

Poco después de las siete de la tarde, la manifestación partía de la Glorieta Sasera bajo el lema “No es una crisis, es una estafa”. Por delante, un recorrido de más de dos kilómetros por paseo de la Constitución, paseo de La Mina, plaza de San Miguel, Coso, paseo de Echegaray y Caballero y plaza del Pilar, que transcurrió sin el menor incidente.

La nota de ternura y de esperanza la pusieron un nutrido grupo de niños y niñas que tras la pancarta “Los elefantes se rebelan” protestaban contra los recortes en la escuela pública, mientras coreaban lemas como “Los niños queremos un buen futuro” o “Con nuestros derechos, no se juega”.

Además del ya consabido “Lo llaman democracia y no lo es”, entre el resto de los manifestantes se podían escuchar lemas como “Menos recortes y más educación”, “Lista de espera, a su Majestad”, “Urdangarín, devuelve el maletín” o “Mariano, no llegas al verano”.

La situación financiera que vive el país centró buena parte de las protestas de los indignados, que en varias ocasiones entonaron la conocida canción infantil de los elefantes y la telaraña, aunque cambiando la letra por “Un banquero se balanceaba sobre la burbuja inmobiliaria, como veía que no se deshinchaba, fue a llamar a otro banquero, dos banqueros…”. También se coreó el lema “Ahí está, la cueva de Alí Babá”, cada vez que se pasaba ante una sucursal bancaria.

Hora y media después de haber iniciado la marcha, la cabecera de la manifestación alcanzaba la plaza del Pilar, aunque todavía hubo que esperar cuarenta y cinco minutos más para que lo pudieran hacer todos los manifestantes.

Allí, en una plaza del Pilar casi a rebosar los portavoces del movimiento 15–M leían el manifiesto conjunto “Globalmay”, así como las principales propuestas programáticas de la plataforma ciudadana: “Primera. Ni un euro para rescatar a los bancos. Auditoría ciudadana de la deuda ilegítima creada por aquellos que provocaron la crisis. Segunda. Educación y sanidad públicas, gratuitas y de calidad. No a los recortes, no a la privatización de los servicios públicos. Tercera. Reparto justo del trabajo. Salario digno. No a la precarización. No a la jubilación a los 67 años. Retirada de la reforma laboral. Cuarta. Derecho garantizado al acceso a una vivienda digna. Dación en pago retroactiva. Parque de viviendas de alquiler social. Promoción de cooperativas de vivienda. Quinta. Reforma fiscal que permita redistribuir de una forma justa la riqueza que producimos entre todas y todos. Renta básica universal para todas las personas”.

La lectura del manifiesto y de las propuestas programáticas dio paso, ya al filo de las diez de la noche, a una asamblea permanente en la que todas las personas que lo desearon, pudieron acceder al micrófono para exponer sus reflexiones acerca de la situación política y económica que se vive en la actualidad.

Desalojos policiales

La nota discordante respecto al espíritu pacífico y constructivo con el que se había desarrollado la jornada la puso, una vez más, la Policía Nacional que siguiendo las órdenes de la Delegación del Gobierno en Aragón, sobre las cuatro de la pasada madrugada procedió a desalojar a la cincuentena de manifestantes que permanecían en la plaza del Pilar, vulnerando de este modo su “derecho de reunión pacífica y sin armas” establecido en el artículo 21 de nuestra Constitución.

Entre los desalojados se encontraba el concejal de IU en Zaragoza, Pablo Muñoz, que momentos después mostraba su firme condena a lo ocurrido. Según Muñoz, “el PP no está siendo capaz de reaccionar y aprovechar todo lo bueno que trae debate público y las nuevas ideas sobre regeneración política, aportadas desde el 15-M”.

Muñoz destacó la “desproporcionada presencia de policías, que triplicaban al número de manifestantes”. El edil de IU insistió en que “en ningún momento hubo actitud de resistencia, sin embargo se impidió permanecer en la plaza incluso tras desmontar las tiendas”. “Posteriormente -continúa-, las identificaciones estaban orientadas a la intimidación y el talante de la policía fue coactivo”.

El desalojo se produjo también de madrugada en la Puerta del Sol de Madrid, cuando la Policía Nacional echaba por la fuerza a varios cientos de indignados que permanecían pacíficamente en la plaza sin causar ninguna alteración del orden público ni interrumpir de ningún modo el tránsito por la misma.

Tras conocer este dato, el concejal Pablo Muñoz señaló que “reprimir de este modo expresiones ciudadanas como el 15-M conllevará un efecto boomerang, porque cuando la gente vea en la televisión las tristes imágenes del desalojo de la Puerta del Sol en la madrugada de ayer, sucederá lo mismo que hace un año tras el violento desalojo de Plaza Cataluña”.

Fotos: cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , , , , ,