Más de 73.000 trabajadores aragoneses tuvieron que cambiar de provincia el año pasado para poder trabajar

16. febrero 2015 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> En 2014 se firmaron en España más de 2,1 millones de contratos que implicaron desplazamiento

Zaragoza.- En el caso de Aragón, más de 73.000 trabajadores firmaron un contrato que implicaba el desplazamiento a otra provincia para acceder al mercado laboral durante 2014. Esta cifra fue superior a la registrada en 2013, cuando se firmaron 60.000, según un estudio de Randstad.

De esta manera, se pone de manifiesto que en 2014 la tasa de movilidad en Aragón se situó en el 14,9%. Es decir, el 14,9% del total de contratos registrados en Aragón implicó que el trabajador cambió de provincia para acceder al empleo.

La movilidad de los trabajadores influye de manera directa en el mercado laboral de cada región. Este desplazamiento provoca aumentos o descensos de las tasas de ocupación y en la mano de obra disponible en cada provincia. En este sentido, el saldo migratorio genera que haya regiones emisoras o receptoras de trabajadores.

El análisis de Randstad detecta que en España existen más provincias emisoras que receptoras de trabajadores. En concreto, hay 16 provincias con saldos positivos (es decir, donde entran a trabajar más profesionales de los que salen) entre las que cabe destacar a Madrid, Barcelona y Baleares, que registraron saldos positivos de 167.000, 49.000 y 30.000 trabajadores, respectivamente.

En el caso de Aragón, hay saldo positivo de Huesca (+5.500), y saldos negativos en Zaragoza (-13.600) y Teruel (-2.250).

A nivel nacional, la tasa de movilidad se situó en el 12,6%. Este índice supone un aumento de cuatro décimas cuando se compara con los datos de 2013, que registró una tasa de movilidad del 12,2%.

El análisis de Randstad, además, determina la incidencia de la movilidad en función de cada comunidad autónoma. En Castilla-La Mancha y La Rioja, uno de cada cuatro contratos firmados por un trabajador implicó movilidad interprovincial. Castilla y León, por su parte, se situó en tercer lugar, con una tasa de movilidad superior al 15%.

La particular ubicación geográfica de Canarias conlleva que tenga la tasa de movilidad más baja del territorio nacional, con un 5,4%. Le siguen Asturias y Extremadura, todas por debajo del 10%.

En cuanto a las variaciones registradas durante los últimos doce meses, destaca la evolución positiva de la mayoría de las regiones a nivel nacional. Sin embargo, cuatro de las diecisiete comunidades autónomas registraron menor movilidad en 2014 que en 2013. Estas regiones fueron Cantabria, que descendió del 11,3% al 10,1%; Navarra, 11,9% al 11,7%; y Asturias y La Rioja, con descensos de una y dos décimas, respectivamente.

Por su parte, las comunidades autónomas que más han aumentado sus tasas de movilidad fueron Baleares, Galicia, Murcia y Andalucía.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados