Miles de personas protestan en la plaza del Pilar contra el brutal desalojo de Acampada Barcelona

27. mayo 2011 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

banda_seccion_act-aragon

>>> Desde Acampada Zaragoza se ha convocado una cacerolada por internet que ha registrado un seguimiento masivo

 

Zaragoza.- Miles de personas han protestado esta tarde en la plaza del Pilar de Zaragoza contra el brutal desalojo que han realizado esta mañana los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana sobre Acampada Barcelona. Armados con cacerolas, pitos, bocinas y flores, los manifestantes se han concentrado durante unos minutos frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón.

 

Posteriormente, han avanzado unos metros para entregar flores a los miembros de la dotación de la Unidad de Intervención Policial (UIP) destacada en el lugar, mientras coreaban lemas como “aquí estamos, nosotros no pegamos”, “Barcelona, no se desaloja”, o el ya clásico del movimiento 15–M “lo llaman democracia y no lo es”.

 

A pesar del carácter pacífico de la protesta, los momentos de mayor tensión se han producido cuando los policías han arrojado al suelo los claveles que los manifestantes habían colocado en la rejilla que cubre el parabrisas delantero de su furgoneta. No obstante, cabe destacar (y así se ha hecho al final de la cacerolada desde la megafonía de Acampada Zaragoza) que los policías nacionales han guardado en todo momento la compostura sin esbozar la menor actitud violenta contra los manifestantes.

 

Todo lo contrario de lo ocurrido esta mañana en la plaza de Cataluña de Barcelona, cuando los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona han desalojado de forma brutal y desproporcionada a quienes participaban en Acampada Barcelona. Similar suerte han corrido las movilizaciones de Lérida y de Badalona.

 

A este respecto, Álvaro Castrillo, miembro de la Comisión de Comunicación de Acampada Zaragoza, señalaba esta tarde a CRÓNICA DE ARAGÓN que “ahora mismo estamos preocupados porque pensamos que los siguientes podemos ser nosotros”.

 

Desde Acampada Zaragoza se ha condenado este desalojo, ya que “los compañeros de Barcelona se han sentado en el suelo en una actitud completamente pacífica, mientras que los agentes han respondido con una brutalidad y fuerza desbordada”.

 

Castrillo ha indicado también, después de haber conversado con los indignados de Barcelona, que “les han quitado todo el material informático, todos los datos, por lo que están siendo perseguidos no sólo en el medio físico sino también en el virtual”.

 

En cualquier caso, el portavoz de Acampada Zaragoza asegura que el ánimo sigue alto en un campamento que cada día se hace más grande y ocupa más superficie de la plaza del Pilar. Según Castrillo, “a pesar de que nos intentan meter miedo, aquí seguimos; nos podrán pegar, pero aquí seguiremos; nos podrán mover un metro, pero no nos echarán”.

 

La condena por el brutal desalojo policial vivido hoy en Barcelona, Lérida y Badalona llegaba también de Acampada Sol, que en un comunicado aseguraba que “con esta actuación se ha conculcado la libertad de expresión, manifestación y asamblea que son derechos fundamentales de las personas”.

 

Mañana, nueva cacerolada

 

La comisión de Comunicación de Acampada Zaragoza ha anunciado también la convocatoria de una cacerolada mañana a las 17:00 horas en la plaza del Pilar contra la actitud de los sindicatos UGT y CCOO durante los últimos tiempos.

 

El acto, que inicialmente estaba previsto para ser celebrado ante las dos sedes sindicales, se ha trasladado finalmente a la plaza del Pilar, ante el temor que la ausencia de indignados en el campamento pudiera dar lugar al desalojo policial del mismo.

 

Tags: , , , ,

3 Comments to “Miles de personas protestan en la plaza del Pilar contra el brutal desalojo de Acampada Barcelona”

  1. nolaska dice:

    En los primeros días de la protesta, sólo se escuchaban quejas de la poca organización del movimiento, son un grupo de chavales aburridos, decían, no tienen medidas concretas, están pasando el rato. Después de estos días de trabajo, algo que había surgido totalmente espóntaneo (con lo que difícilmente podía tener organización) empezaba a dar fruto, y eso ha molestado tanto, que algo tenían que hacer para echar por traste todo lo conseguido hasta el momento. La escusa, además no está mal elegida, para echar responsabilidades afuera: El futbol, nada más y nada menos, a la celebración de los posibles ganadores: así se aseguran unos cuantos seguidores de su bando. Y por si fuera poco, solo hacían que repetir: es para limpiar la zona, pero se les va a permitir volver cuando todo se haya limpiado!, ohh si encima habrá que darles las gracias…. menuda limpieza han hecho, les han requisado todo el material, todo el trabajo realizado hasta el momento y las herramientas para desempeñarlo. Qué vergüenza de país. Nos tratan como a borregos (sin ánimo de insultar a los pobres animales, que para bien o para mal, han nacido con las características necesarias para su función en la vida). Ánimo! haremos lo que podamos, pero que no vuelvan a decir que la sociedad española está adormecida y nos tragamos lo que nos echen.

  2. Alberto dice:

    Ya hay quienes están haciendo todo lo posible para que esto acabe en nada y la gente se vuelva a sus casas, pero precisamente por eso es por la razón que esto no puede terminar, porque aquí lo que todos quieren y queremos es un cambio, pero un cambio de verdad, ya que este sistema llamado «democracia» ha demostrado ser un verdadero fracaso, donde la corrupción está a la orden del día en las instituciones y en sus responsables, quienes precisamente gozan de una impunidad arropada por sus impresionantes cantidades de dinero, con el cual pagan lo que tengan que pagar para comprar su libertad o quizás incluso algo más.

    Si esto no cambia, cada vez más perderemos la confianza en nuestras instituciones y en sus representantes que deberían estar ahí para velar por el bienestar absoluto de la ciudadanía, pero por desgracia y como todos podemos comprobar por nosotros mismos, está sucediendo justo todo lo contrario, y esto es insostenible. Así que como suele decir un buen amigo, cuando un muro está mal, lo mejor es derribarlo, no apuntalarlo.