Pedro Santisteve, de Zaragoza En Común, elegido alcalde de la capital aragonesa con los apoyos de PSOE y CHA

13. junio 2015 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> El socialista Luis Felipe releva a Ana Alós al frente del consistorio oscense, mientras que el popular Manuel Blasco renueva mandato en Teruel

Zaragoza.- La capital aragonesa tiene nuevo alcalde, de acuerdo con lo que las urnas decidieron el pasado 24 de mayo. Pedro Santisteve, de Zaragoza En Común (candidatura apoyada por Podemos, IU, Equo, Puyalón y otras fuerzas de la izquierda), ha conseguido los apoyos del Partido Socialista y de Chunta Aragonesista, sumando así los 17 votos que le han otorgado la mayoría absoluta. El Partido Popular ha votado a su candidato, Eloy Suárez, y Ciudadanos ha votado a la suya, Elena Martínez.

En su primer discurso como alcalde de Zaragoza, Santisteve ha asegurado que su trabajo como primer edil será “la lucha permanente para la plena satisfacción de la mayoría de la población de los derechos humanos”. Su prioridad, ha apuntado “son las personas”. Por ello, acometerán un Plan de Emergencia Social en el que se dotará a la ciudad de un parque de viviendas públicas hasta las 5.000 y se aumente a un 2% del presupuesto los créditos destinados a cubrir las necesidades básicas. Se trata, tal y como ha puesto de manifiesto, de una cuestión “de derechos y no de compasión”.

Santisteve ha dado a conocer las grandes medidas que quieren llevar adelante para paliar la situación de pobreza que sufren muchos zaragozanos. Entre ellas, políticas de empleo, vivienda; pero también otras medidas de cara a los mayores y para fomentar igualdad de género.

Aunque ha reconocido que, en la actual situación de crisis, “no es posible llevar a cabo modificaciones de carácter tributario que reduzcan la presión fiscal porque menos ingresos son menos derechos”, lo que sí ha insistido en que harán es “explorar medidas que redistribuyan esa carga más justamente, con progresividad fiscal, contra el fraude y bonificaciones y apoyo a quienes no pueden hacer frente a sus obligaciones tributarias”.

La movilidad es una necesidad a tomarse en serio”, ha remarcado Santisteve, por lo que apuesta por elaborar “un verdadero plan de movilidad global en la ciudad” que asegure que todas las personas “podamos ir y venir a todos los sitios, en especial a aquellos lugares donde se prestan los servicios básicos, de un modo sostenible y asequible”.

Zaragoza, ha insistido el nuevo alcalde, “necesita una auditoría municipal permanente para rendir cuentas a la ciudadanía y que nos permita saber el estado real de las cosas y las causas que las han generado”. Lamenta que los pagos a la sociedad Zaragoza Alta Velocidad sean “una injusta rémora” que, según considera, “deben ser revisados y renegociados, para que no supongan un estrangulamiento económico para las arcas municipales”.

Queremos asegurar la laicidad en todos los aspectos de la vida pública municipal para lo cual, entre otras cosas, modificaremos el Reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones”, ha anunciado Santisteve.

Los concejales de este Gobierno municipal, de cuya autoridad para formarlo ha sido investido Santisteve en el acto de investidura, “darán la cara ante nuestros vecinos y vecinas en todos los distritos comprometiéndonos, una vez al mes, a hablar, debatir y responder de nuestro trabajo y de las dificultades que en su desempeño vamos encontrando”, ha indicado el alcalde.

Santisteve ha agradecido el apoyo de CHA y PSOE en este “esfuerzo por la estabilidad del futuro Gobierno Municipal”. También ha admitido que tendrán que hablar “y mucho” sobre temas como el Estadio de la Romareda, los servicios de los que hay que dotar a los barrios del Sur o una estrategia conjunta para que la deuda contraída por el Gobierno Autonómico con la ciudad tenga el debido retorno. “Es una nueva era, que necesita de la ilusión que la impulsa, y con alturas de miras pero mirando a todos y todas”, ha destacado Santisteve.

Para cerrar su discurso, Santisteve ha expresado unas palabras en aragonés, que luego también ha dicho en castellano. Así, el nuevo alcalde ha puesto punto y final a sus primeras palabras como primer edil señalando: “Que tengamos suerte, trabajemos juntos y generemos buen vivir para todos y todas en una Zaragoza Común”.

Se abre así una nueva etapa en el Consistorio zaragozano, del que se despide el que ha sido primer edil durante doce años, el socialista Juan Alberto Belloch. La nueva Corporación municipal está compuesta por diez concejales del Partido Popular (Eloy Suárez, Jorge Azcón, Patricia Cavero, Reyes Campillo, Pedro Navarro, Sebastián Contín, María Jesús Martínez del Campo, Ángel Lorén, María Navarro y Enrique Collados); nueve concejales de Zaragoza En Común (Pedro Santisteve, Luisa Broto, Pablo Muñoz, Arantza Gracia, Alberto Cubero, Elena Giner, Fernando Rivarés, Teresa Artigas y Pablo Híjar), seis ediles del Partido Socialista (Carlos Pérez Anadón, Marta Aparicio, Javier Trívez, Lola Ranera, Roberto Fernández y Lola Campos); cuatro ediles de Ciudadanos (Elena Martínez, Alberto Casañal, Sara Fernández y Cristina García) y dos concejales de Chunta Aragonesista (Juan Martín y Carmelo Asensio).

Pedro Santisteve, nacido en Zaragoza el 28 de mayo de 1958, abogado de profesión, trabaja como tal con despacho profesional propio, integrado dentro del grupo Senda. Es especialista en Derecho Penal y experto en Derecho Penitenciario.

Además de la de Zaragoza, las candidaturas de unidad popular de la izquierda han logrado hoy las alcaldías de Madrid, Barcelona, Valencia, La Coruña y Cádiz.

Luis Felipe, alcalde de Huesca

El socialista Luis Felipe es el nuevo alcalde de Huesca. Su investidura ha sido posible gracias al apoyo de los concejales de Cambiar Huesca (candidatura apoyada por IU, Equo, Puyalón y C+), y de Aragón Sí Puede (marca municipal de Podemos), con los que ha conseguido el respaldo de 14 de los 25 concejales que tiene el Ayuntamiento. Un acuerdo que hace que el gobierno de la capital esté en manos de fuerzas de la izquierda frente a un Partido Popular que se ha quedado sin la vara de mando a pesar de ser la lista más votada.

En su discurso de investidura, Luis Felipe, ha tomado como base el acuerdo programático negociado con las otras dos formaciones de izquierdas que le han prestado su apoyo. Precisamente, Felipe ha hecho mención a la nueva pluralidad política y a la necesidad actual de acordar las mayorías en vez de ganarlas.

Además ha hecho un repaso por los seis puntos prioritarios en su nuevo gobierno como las personas, el empleo, la transparencia y la participación ciudadana, la educación, la sanidad y los servicios sociales, el modelo de ciudad para las personas y un ayuntamiento que sea reivindicativo ante otras administraciones. En este recorrido por las distintas áreas la puesto especial énfasis en la necesidad de abrir espacios de diálogo entre los partidos pero también al conjunto de los ciudadanos.

El acto no ha estado exento de polémica ya que la Plataforma en Defensa del Cuartel Sancho Ramírez daba la bienvenida a todos los presentes en el acto de investidura. Al respecto y sabiendo que es una incertidumbre para la ciudad, Felipe, ha avanzado que solicitará este mismo lunes una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para aclarar una situación o “limbo” en el que viven afectados y ciudadanos.

Otro de los protagonistas del día ha sido la formación Cambiar Huesca. El principal apoyo de Luis Felipe, capitaneado por Pilar Novales (IU), que ha mostrado su satisfacción por el giro que ha dado el Ayuntamiento y por las nuevas prioridades, a partir de ahora, basadas en la igualdad, las políticas sociales o el empleo, entre otras. “Estaremos muy vigilantes con lo que se ha acordado para que se vaya cumpliendo”, ha remarcado la concejala.

Por su parte, la portavoz de Aragón Sí Puede, la otra formación que ha apoyado con su voto a Felipe como alcalde, está muy satisfecha con un acuerdo de investidura que ha ido aparejado con la inclusión de su decálogo de propuestas para Huesca. Mary Romero ha manifestado la importancia de afrontar una auditoría del gobierno local o el apoyo total a todas las medidas sociales como puntos de partida en una política que también vigilarán de cerca.

Los populares han visto como sus pretensiones de gobierno definitivamente desaparecían. Gerardo Oliván será el nuevo portavoz del grupo popular, tal como ha anunciado la hasta hoy alcaldesa de Huesca, Ana Alós.

Ciudadanos también se ha estrenado como formación en el consistorio. Su portavoz, José Luis Cadena, ha incidido en su labor fiscalizadora de los acuerdos municipales.

En el pleno han jurado o prometido su cargo 12 ediles nuevos, Olga Alastruey, Manuel Rodríguez y Yolanda de Miguel por el PSOE, Nuria Grau y Pedro Gracia por el PP, Carmen García, Iñigo Aramendi y Luis Arduña por Cambiar Huesca, Mary Romero y Fernando Justes por Aragón Sí Puede y José Luis Cadena y Enrique Novella por Ciudadanos. Entran tres nuevas formaciones mientras se quedan fuera del consistorio dos históricas como son el PAR y CHA.

Durante el acto de investidura, a las puertas del Consistorio, se han concentrado también algunas mairalesas y representantes de las Peñas Recreativas para mostrar su rechazo a posibles futuros cambios en el modelo de fiestas como sería la supresión de la feria taurina o de la figura de las citadas mairalesas. A este respecto, el nuevo alcalde ha insistido en que “no se prohibirá sino que se abrirán vías de diálogo para explorar nuevas propuestas”.

Manuel Blasco, reelegido en Teruel

Manuel Blasco, del Partido Popular, ha sido reelegido como alcalde de Teruel por mayoría simple al haber sido el cabeza de lista del partido más votado en las pasadas elecciones del 24 de mayo. Las otras seis fuerzas políticas representadas han apoyado como candidato a sus respectivos cabezas de lista, salvo Ciudadanos que ha decidido retirar su candidatura y abstenerse. El alcalde afronta el cargo de primer edil por cuarta vez.

La actual composición del Ayuntamiento de Teruel, con ocho concejales del PP, cinco del PSOE, tres de Ganar Teruel, dos del Partido Aragonés, dos de Ciudadanos y uno de CHA, hacen “complicados” los pactos de legislatura pero también los derivados de la gestión diaria.

Durante su discurso, Manuel Blasco ha tendido la mano al diálogo y la colaboración con los otros partidos en su toma de posesión como alcalde de Teruel en minoría pero ha advertido, tras 20 años siendo el partido más votado de la ciudad, que no renunciará a sus principios. “No aceptaremos lecciones de honradez de nadie”, ha destacado el dirigente del PP.

No obstante, ha asegurado que la nueva etapa es la de la oportunidad, después de pasar una legislatura de ajustes. Blasco ha señalado que se podrán hacer nuevas inversiones incluso con fondos propios. Además, le ha pedido a los partidos que formarán parte del Gobierno de Aragón que continúen con los proyectos de Teruel.

Blasco ha sido proclamado alcalde de Teruel de manera automática al ser el cabeza de la lista más votada en las elecciones del 24 de mayo, sin que en la votación obtuviera ningún candidato la mayoría absoluta. Sin esa mayoría, ha reconocido, “habrá que hablar y mucho” pero sin renunciar a los principios de su formación.

En esta nueva legislatura Blasco ha dicho que no abandonará la “política de rigor económico” pero ha añadido que gracias a estos años duros de ajustes comienza una nueva etapa de “prosperidad y oportunidades”.

Además, ha abogado por el diálogo para gobernar y ha lanzado un mensaje: “si un día veo que el Ayuntamiento es ingobernable no seré obstáculo para que otra persona coja el Consistorio si mi figura lo hace ingobernable” aunque “no es mi intención, sino llegar a acuerdos”, ha concluido.

Fotos: Aragón Press / Daniel Marcos (Ayto. Zaragoza)

 

Tags: , , , , , , , ,

Comentarios cerrados