PP, PSOE y Ciudadanos unen fuerzas para acelerar la apertura de un nuevo centro comercial en los terrenos de Pikolín

15. marzo 2016 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> La oposición suma sus votos también para instar el derribo de Averly, y para facilitar la construcción de un hospital privado del Grupo Quirón

Zaragoza.- PP, PSOE y Ciudadanos han vuelto a sumar sus fuerzas en el Ayuntamiento de Zaragoza. Durante el Pleno extraordinario celebrado ayer por la tarde a instancias del PP, los tres partidos acordaron instar al gobierno municipal de Zaragoza En Común (ZeC) para que finalice “de manera inmediata” los trámites para autorizar la instalación de un nuevo centro comercial en los suelos de la actual factoría de Pikolín en la carretera de Logroño, previa conversión de éstos en suelos de uso comercial.

El objetivo de populares, socialistas y liberales es que el proyecto Torre Village pueda debatirse en el Pleno ordinario de abril. Chunta Aragonesista se ha abstenido en la votación, mientras los nueve concejales de ZeC votaban en contra de la moción presentada por el PP.

El portavoz del PP, Jorge Azcón, ha explicado que el objetivo es que miles de empleos se queden en Zaragoza y ha asegurado que hay estudios económicos que dicen que entre la nueva factoría de Pikolin –que se instalaría en Plaza– y el outlet de Torre Village se generarían diez millones de euros más al año en ingresos. “Pero ustedes prefieren aumentar impuestos en lugar de esto”, ha apuntado Azcón.

En su intervención, el concejal popular ha acusado a Santisteve del estado de “paralización de inversiones” que sufre la ciudad y ha recordado que todos los anteriores gobiernos del Ayuntamiento lograron pactar planes generales de ordenación urbana y, sin embargo, ZeC es “incapaz de hacer esto y de ofrecer otras alternativas”.

Según Azcón, no se trata de una recalificación, sino que sólo se requiere de una modificación del Plan Especial. “Estos señores tienen derecho, ya que es un suelo consolidado de uso industrial desde hace más de 40 años”, ha sostenido.

El edil popular se ha preguntado en qué planeta vive ZeC para no enterarse de lo que está pasando en Zaragoza y ha pedido que les diga a los pequeños comerciantes que la “mayor amenaza” no la tienen en las grandes superficies, sino en el comercio electrónico.

Sin embargo, el consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha justificado su voto en contra y ha señalado que los ritmos de la ciudad los marca el equipo de gobierno “y no otro tipo de intereses”. Para Muñoz, el Pleno organizado por el PP es un programa de descrédito organizado contra las alcaldías del cambio, que están “sufriendo acoso y derribo” en distintas ciudades españolas.

El edil de ZeC ha apuntado que con la llegada de su grupo municipal se ha cambiado el modelo de expansión urbanística y se ha acabado el urbanismo de alfombra roja. “A todo aquel que venga con euros ya no se le pone alfombra roja sin valorar el alcance de su proyecto”, ha mantenido.

Muñoz ha acusado al PP de “conseguir mezclar churras con merinas con el apoyo de un medio de comunicación”, y ha explicado que con la tramitación acelerada de estos informes el Pleno le está pidiendo que “se salte la ley”. Además, se ha mostrado partidario de conocer el impacto que tendría la realización de este proyecto en la carretera de Logroño.

La concejala del PSOE, Lola Ranera, ha criticado el estado de total parálisis que vive el área de Urbanismo del Ayuntamiento. Los socialistas han apoyado la propuesta de resolución del PP, pero han presentado una transacción para que en lugar de marzo, el proyecto se debata en el Pleno de abril. Ranera se ha mostrado partidaria del outlet porque no necesita cambios en el Plan General de Urbanismo ni tiene informes desfavorables.

El concejal de Ciudadanos, Alberto Casañal, ha votado a favor y ha explicado que son proyectos que tienen que llevar su curso y no dejarse en el fondo de un cajón, “por lo que los trámites deben llevar su curso”.

La concejala de CHA, Leticia Crespo, ha indicado que su grupo municipal se ha abstenido porque no quiere que los expedientes de este proyecto se paralicen, aunque ha matizado que el Pleno es para debatir sobre los expedientes y no para decir si apoya o no a Torre Village.

El pequeño comercio, contra Torre Village

La Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y provincia (ECOS) ha intervenido en el Pleno extraordinario de este lunes para mostrar su rechazo a la aprobación del plan especial que permita la construcción del outlet Torre Village, en las antiguas instalaciones de Pikolín en la carretera de Logroño.

En palabras de su presidente, José Antonio Pueyo, se ha recordado que “en los últimos 30 años se han sacado de la ciudad consolidada los colegios, los cuarteles y, especialmente, el comercio y la hostelería”. En este sentido, Pueyo se ha cuestionado “qué actividades van a quedar para realizarse” en el centro urbano.

A su vez, el máximo responsable de la entidad que representa a 3.000 comercios asociados ha insistido que “debería aprobarse una normativa municipal en la que se limitarán los usos comerciales fuera de la ciudad consolidada”. Pueyo ha recordado que el Plan de Comercio Local contemplaba una propuesta en ese sentido.

En opinión de Pueyo, la construcción de Torre Village conllevará problemas “ambientales y de movilidad”, también ha apuntado que se acarrearía “una mayor degradación de las zonas urbanas del centro y sus barrios”, porque “no es un proyecto para vertebrar o equilibrar el crecimiento”.

Otros acuerdos

PP, PSOE y C’s unieron también sus votos para pedir un informe completo sobre el estado del estadio municipal de La Romareda, para facilitar la construcción de un hospital privado del Grupo Quirón en una parcela de suelo municipal contigua al estadio, y para instar el derribo inmediato de la parte no catalogada de la factoría Averly con vistas a la edificación de 160 viviendas. Este último tema contó con el voto en contra de CHA.

Foto: archivo Ayuntamiento de Zaragoza / Dani Marcos

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados