Todos los partidos aragoneses, excepto Ciudadanos, se unen contra el trasvase del Ebro a Cataluña

21. abril 2017 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Piden que el Gobierno central bloquee el proyecto catalán para destinar aguas del Ebro a pueblos que no pertenecen a la cuenca

Zaragoza.- A pesar del acalorado debate que ayer se generó en las Cortes de Aragón, casi todos los grupos parlamentarios acordaron un texto conjunto, fruto de cuatro iniciativas de PP, PSOE, PAR y CHA, respecto al trasvase de aguas del Ebro que contempla el Plan de Gestión de Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña 2016-2021.

En la proposición no de ley aprobada se pide, respecto al proyecto de abastecimientos con captación del canal Segarra-Garrigues, que la Dirección General de Agua del Gobierno central “informe desfavorablemente de la autorización de caudales formulada por el Gobierno de la Generalidad de Cataluña fuera de la cuenca del Ebro”.

El asunto unió a todos los grupos excepto a Ciudadanos, que, a través de su diputado Jesús Sansó, criticó que, “cuarenta años después, se siga hablando de agua simplificando y enfrentando”, por lo que “debemos modernizar nuestro argumento”. En su opinión, “no podemos comparar los hectómetros cúbicos que suponen cuatro pueblos a caballo entre ambas cuencas con los miles de hectómetros cúbicos y cientos de kilómetros de distancia que suponía el trasvase de Cañete. Debemos ser honestos y realistas”.

Desde Podemos, Marta de Santos también criticó los términos usados por confundir entre trasvase y transferencia, y cree que “el problema es que haya apellidos catalanes” detrás de este proyecto. En su opinión, el fondo de la cuestión es que “no se trata el tema del agua como prioritario para la supervivencia de Aragón”, como “la amenaza del lindano, para la que no hay un duro”. “Aquí solo importa que se nos lleva el agua los catalanes”, dijo.

Sin embargo, este plan catalán de aguas “supone un riesgo y una amenaza real de trasvase”, según Darío Villagrasa (PSOE), como consecuencia de una “silente actuación de la Generalitat y un silencio cómplice por parte del Gobierno de España”, que ha adoptado una “posición tibia, quedándose encima de la tapia”.

Postura contraria a la defendida por el diputado popular Ramón Celma, que reiteró en varias ocasiones que “no se va a producir ningún trasvase”. Además, advirtió a los grupos que han acusado al PP nacional de no actuar al respecto que “este tema no da más de sí y no le van a poder sacar más rédito político”. “Por dignidad institucional, lleguemos a un punto de consenso con los puntos en los que estamos de acuerdo, que son muchos”, defendió.

La diputada de CHA Carmen Martínez acusó al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente de “haber dado la callada” por respuesta ante una carta remitida por el Ejecutivo autonómico para conocer la postura del Gobierno central al respecto. Algo que negó Celma, quien aseguró que “esa carta se remitió mucho más tarde de lo que dicen”. Según Martínez, este asunto le preocupa en virtud de los antecedentes, ya que “el PP, en cuestiones de agua, nunca ha escuchado a Aragón y ha favorecido los deseos” de otras comunidades autónomas.

Para la diputada del PAR Lucía Guillén “nuevamente tenemos la sombra de un trasvase” y este plan de aguas catalán se basa “en una orden de 2010” sobre “una situación de sequía que ya no existe”.

Foto: archivo cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , ,