Una fuerte tormenta de lluvia y vientos superiores a los 100 kilómetros por hora ha sembrado esta tarde el caos en Zaragoza

10. septiembre 2012 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Se han producido más de 30 llamadas a los servicios de emergencia de la ciudad, aunque no se han registrado daños personales

Zaragoza.- Una fuerte tormenta de lluvia y vientos superiores a los 100 km/h. ha sorprendido esta tarde a la capital aragonesa, sembrado un pequeño caos en algunos puntos de la misma. Poco después de las seis de la tarde, fuertes rachas de viento llegaban a Zaragoza como preludio de una intensa lluvia que conseguía colapsar en pocos minutos la capacidad de evacuación de numerosos desagües.

Se han producido más de 30 llamadas a los servicios de emergencia de la ciudad, la mayor parte de ellas comunicando caídas de ramas y árboles, problemas en fachadas, carteles y toldos. Como es habitual en estas situaciones, los Bomberos han ido priorizando los servicios en función de su gravedad e importancia. Afortunadamente, no se ha comunicado ningún tipo de daño personal.

Los problemas se han repartido por toda la ciudad, afectando en algunos casos de manera muy directa al tráfico rodado. Es el caso de un árbol caído en Pablo Gargallo, junto a la Plaza de Europa, que ha llegado a ocupar dos carriles de circulación. También se han registrado caídas de árboles en el ACTUR (Picasso, Avellaneda), así como ramas y otras afecciones menores en calles como Costa, Paseo Sagasta, Río Alcanadre, García Condoy, Crespo Agüero, Majas de Goya, Jacinto Benavente, Camino de las Torres, Rafael Alberti, Plaza Salamero, etc.

Algunas ramas caídas en Gran Vía y Plaza del Emperador Carlos han dificultado la circulación. En esos puntos concretos, la Policía Local ha dado paso alternativo y sin complicaciones por la plataforma del tranvía, tal y como está previsto en estas situaciones. El servicio de tranvías no se ha visto alterado por esta situación y se ha prestado con normalidad.

La tormenta también ha afectado a la señalización semafórica en distintos puntos de la ciudad. En los cruces más importantes se ha contado, como es habitual, con efectivos de Policía Local, que han regulado el tráfico. No obstante, se han producido las lógicas retenciones durante los momentos de la tromba de agua y los inmediatamente posteriores. La normalidad es ya prácticamente completa, salvo en puntos donde siguen trabajando los Bomberos.

Policía Local ha recibido (en paralelo a Bomberos, lógicamente, pues muchas se refieren a la misma incidencia) 29 llamadas sobre árboles y ramas caídas y otras 20 a propósito de otros objetos: cristales rotos, veladores “volanderos”, vallas o alguna cabeza de semáforo caída.

Se han producido también algunos problemas en alcantarillado, al menos en seis puntos distintos, con la consiguiente acumulación de agua ante la imposibilidad de asumir toda la lluvia caída en tan poco rato. Es el caso, por ejemplo, del paso inferior de Majas de Goya con la autovía de Huesca (Avenida Pirineos), ya despejado.

Varios cruces de calles han necesitado intervención policial por “caída” de la señalización semafórica: entre ellos la Prolongación de Gómez Laguna en la zona de la Cooperativa del Taxi, la Rotonda de Toulouse, un cruce de Emperador Carlos, otro en Duquesa Villahermosa y otro en Asín y Palacios.

La red de bus urbano tiene a esta hora normalizado su servicio. La caída de ramas en Gran Vía, Sagasta, Constitución, Pablo Gargallo, Avellaneda y Zambrano hizo necesario desviar algunas líneas, en algunos casos porque no se podía circular y en otros para facilitar el trabajo de los bomberos.

Como dato curioso en este caso, y que da idea de la fuerza del viento en algunos momentos, se han llegado a desplazar de su sitio incluso contenedores que estaban llenos y que, como sucedió en el Camino de Molinos, interfirió la circulación de vehículos hasta que pudo ser devuelto a su lugar.

Fotos: cronicadearagon.es

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados