Ban subraya en Australia la importancia de optar por modelos de desarrollo sostenible

9. septiembre 2011 | Por | Categoria: Internacional

banda_seccion_act-nacional

>>> El secretario general de la ONU señaló que el cambio climático, la seguridad alimentaria y el bienestar son conceptos íntimamente relacionados

 

Sydney (Australia)/Santiago de Chile (Chile).- El secretario general de la ONU instó ayer a los países a entender la relación entre el cambio climático, la inseguridad alimentaria y la escasez de agua, y a trabajar para garantizar un desarrollo sostenible para todos.

 

Al terminar una gira oficial por el Pacífico Sur, Ban Ki-moon señaló en Sydney, Australia, que la agenda del desarrollo sostenible es la agenda del siglo 21.

 

“Debemos seguir trabajando en el combate a la pobreza, la creación de trabajo decente y la provisión de una vida digna, mientras conservamos nuestro planeta”, dijo.

 

Ban agregó que esto significa entender la conexión entre desafíos mayúsculos como el cambio climático, la escasez de agua, la falta de energía, los problemas de salud, la inseguridad alimentaria y la igualdad de la mujer.

 

Indicó que si bien a primera vista estos temas parecen independientes uno del otro, están íntimamente relacionados y es necesario encontrar los vínculos entre ellos.

 

Por otro lado, el director regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva, apuntó ayer que el desarrollo sostenible requiere cambios en los patrones de consumo y producción, mecanismos de gobernabilidad mundial sobre seguridad alimentaria y cambio climático, y nuevas tecnologías que permitan producir más con menos impacto en el medio ambiente.

 

Graziano Da Silva participó en la reunión preparatoria para la Conferencia Río+20 que se celebra esta semana en la sede de la CEPAL en Santiago de Chile. En ella, el directivo de la FAO señaló que la actual crisis económica y financiera ha generado incertidumbre mundial, lo cual se ha reflejado en la volatilidad y precios de los alimentos.

 

Agregó que el desafío de alimentar a 9.000 millones de personas para el año 2050 requiere un aumento del 70% en la producción de víveres. Pero ello no es sólo cuestión de incrementar la producción, sino que hacen falta cambios estructurales, advirtió.

 

En este sentido, Graziano da Silva explicó que para modificar el patrón de producción agrícola habrá que integrar los recursos naturales al modelo de desarrollo económico, más como bienes públicos globales que como medios ilimitados y disponibles en cualquier momento.

 

 

Foto: ONU

Tags: , , ,

Comentarios cerrados