Reporteros Sin Fronteras y Wikileaks piden a la Unión Europea que proteja a Edward Snowden

4. julio 2013 | Por | Categoria: Internacional

>>> Ambas organizaciones recuerdan que la confidencialidad entre periodistas y fuentes es condición necesaria para la libertad de información

Londres (Reino Unido).- El secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire, y el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, firman hoy texto conjunto para pedir a los estados de la Unión Europea que presten protección a Edward Snowden.

Ambas organizaciones recuerdan que el Premio Nobel de la Paz atribuido a la Unión Europea en 2012 obliga a esta entidad supranacional a “estar a la altura y demostrar su voluntad de defender la libertad de información, cualesquiera que sean los temores a las presiones políticas de su mejor aliado, Estados Unidos”.

Edward Snowden, el joven estadounidense que reveló la existencia del programa de vigilancia mundial PRISM, ha pedido asilo a una veintena de países, entre ellos, varios de la UE como Francia y Alemania.

RSF y Wikileaks señalan que “si Estados Unidos sigue siendo uno de los países del mundo que ponen en lo más alto el ideal de la libertad de expresión, la actitud que adopta respecto a los ‘informantes’ mancilla claramente la Primera Enmienda de su Constitución”.

Desde 2004 el relator especial de las Naciones Unidas para la Libertad de Opinión y Expresión, el representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para la Libertad de los Medios de Comunicación y el relator especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la Libertad de Expresión hacían un llamamiento conjunto a los Gobiernos para proteger a los “denunciantes” (whistleblowers) frente a “sanciones legales, administrativas o laborales siempre que hayan actuado de buena fe”. Se definía a los denunciantes como “aquellos individuos que dan a conocer información confidencial o secreta, a pesar de que tienen la obligación oficial, o de otra índole, de mantener la confidencialidad o el secreto”. En 2010 la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sostuvo que “la definición de revelaciones protegidas debe incluir todas las advertencias de buena fe contra diversos tipos de actos ilícitos”. La resolución 1729 pedía que las leyes cubrieran “a los denunciantes de los sectores público y privado, incluidos los miembros de las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia”.

Por ello, RSF y Wikileaks se preguntan “¿quién puede cuestionar seriamente la calidad de denunciante de Edward Snowden?” tras recordar que el ex informático permitió que la prensa internacional —The Washington Post, The Guardian y Spiegel— diera a conocer un programa de vigilancia de decenas de millones de ciudadanos, especialmente europeos.

Asimismo, estas dos organizaciones señalan que “el carácter confidencial de los intercambios entre los periodistas y sus fuentes es una condición necesaria para el ejercicio de la libertad de información”, por lo que “cuando las fuentes de los periodistas se ven afectadas —como sucedió con las de la agencia Associated Press—, cuando Estados Unidos abusa de la espionage act (ley de espionaje) —desde su adopción, que data de 1917, la ley se ha empleado en nueve ocasiones contra ‘informantes’, seis de ellas bajo el mandato de Barack Obama—, cuando Wikileaks es amordazado por un bloqueo financiero, cuando los colaboradores y amigos de Julian Assange no pueden franquear la frontera estadounidense sin sufrir un registro integral, cuando el fundador y los colaboradores de este sitio web corren el riesgo de afrontar procesos legales en territorio estadounidense, no es solo la democracia estadounidense lo que está en peligro, es el ejemplo democrático de Thomas Jefferson y Benjamin Franklin lo que pierde su esencia”.

Foto: The Guardian

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados