Couso ve “delirante” el informe comunitario sobre los medios rusos y lo tacha de “ataque frontal contra el derecho de información”

22. noviembre 2016 | Por | Categoria: Nacional

>>> El informe elaborado por la eurodiputada derechista polaca Elzbieta Fotyga propone “vigilar las operaciones informativas rusas en suelo europeo”

Estrasburgo (UE).- El eurodiputado de Izquierda Unida Javier Couso cree que el informe elaborado por la eurodiputada polaca Anna Elzbieta Fotyga en el que se pide una respuesta de la Unión Europea a la supuesta guerra informativa que estarían llevando a cabo medios de comunicación como Russia Today (RT) o la agencia Sputnik, es una propuesta “delirante” propia “de los peores años de la Guerra Fría” y supone “un ataque frontal contra el derecho de información”.

Couso se ha mostrado preocupado por el grado de “paranoia” que le conferirá a la Eurocámara el informe Fotyga, en caso de ser aprobado mañana tras el debate de esta tarde y ha avisado de que “poner a la misma altura a los medios de comunicación rusos y la propaganda del Daesh, sería una estrategia muy poco inteligente” por parte de la UE y “una escalada de tensión con Rusia totalmente innecesaria”.

El espíritu del informe Fotyga queda retratado en uno de sus primeros puntos, en los que la autora asegura que dichos medios están diseñados y teledirigidos por Moscú para “poner en duda los valores democráticos y dividir Europa”. También apunta que la comunicación estratégica de Rusia “forma parte de una campaña subversiva de mayor alcance para debilitar la cooperación con la Unión y la soberanía, la independencia política y la integridad territorial de la Unión y de sus Estados miembros”.

Por esto, según Fotyga, es necesario que los Gobiernos de los Estados miembros “vigilen las operaciones informativas rusas en suelo europeo y aumenten las capacidades compartidas y las labores de contrainteligencia destinadas a contrarrestar dichas operaciones”. Después de una serie de artículos que ahondan en los mismos aspectos, la conservadora polaca pasa a enumerar los peligros de la propaganda del Daesh y la respuesta que debe dar la UE para contrarrestarlos.

Desde el punto de vista de Couso es “un hecho muy grave que el Parlamento dé por bueno poner en el punto de mira a los medios de comunicación rusos y a sus profesionales y equipararlos con la propaganda del Daesh, en cuyos vídeos podemos ver atentados o cómo se degüella a gente”.

RT y Sputnik están financiados por el Gobierno ruso, igual que otras cadenas y agencias de la UE que pueden tener un posicionamiento contrario a Moscú. No es propaganda, se trata de información y lo que queda claro en este informe es que se está llamando a la UE a coartar el derecho de los europeos a informarse por las fuentes que ellos elijan”, ha denunciado.

El informe “es una especie de manual neomacartista y un insulto a la inteligencia de los europeos, a quienes se les presupone la nula capacidad para diferenciar, elegir y tener una actitud crítica ante los medios de comunicación y sus informaciones”.

Para Couso “es como si dijéramos que desde la UE se debe prohibir ver la Fox o la CNN porque hacen propaganda de EEUU, una cosa impensable y absurda”. “No sé qué pensaba Fotyga de cómo cubrieron esos medios la guerra de Irak y la fabricación de pruebas falsas, pero desde luego no tiene ninguna legitimidad para decidir los medios de comunicación que deben consultar los europeos, ni para hacer una lista negra de medios supuestamente propagandísticos. Es ese informe el que está haciendo mucho daño a los valores y los derechos de la UE que tanto dice defender”, ha advertido.

En su opinión, “es obvio que Europa tiene asuntos más importantes de los que ocuparse” y, en efecto, “uno de ellos es su relación con Rusia, que aunque a algunos grupos de la derecha europea no le guste, es un vecino estratégico de la UE y miembro del Consejo de Seguridad de la ONU”.

El problema que subyace, ha dicho, es que “este informe pretende ser una nueva vuelta de tuerca a la escalada de tensión de la UE con Rusia por diferentes motivos geoestratégicos, pero deberían tener presente que enfocar el periodismo desde una óptica militar es algo muy peligroso, no sólo para la libertad de información diversa sino para la seguridad de los propios periodistas”.

Para Couso, “la UE está yendo en dirección contraria” cuando se trata de relacionarse con Rusia. Una muestra es el “incumplimiento de los acuerdos tras la desaparición de la URSS, acuerdos que afectaban al posicionamiento de las fuerzas estratégicas y a la no expansión de la OTAN hasta los espacios de seguridad de Rusia”. Lo mismo que “la intervención que propició la creación de un estado como el de Kosovo, que atentó contra el Derecho Internacional, el equilibrio europeo y que es la antesala de actuaciones como las de Crimea”.

Por no hablar de “la desestabilización de Ucrania, la puesta en marcha del llamado escudo de misiles, con sus emplazamientos navales en España y terrestres en la cercanía de Rusia y que son vistos como una amenaza para nuestro vecino”. Todo esto, según Couso, deja claro que “ni hubo, ni hay voluntad de incluir a Rusia en un espacio de seguridad común que llevaría a la estabilidad en unos momentos con grandes tensiones geoestratégicas”.

En vez de “apretar el acelerador y subir el nivel de confrontación que hace saltar tratados de control de armas y que se contestan con una escalada bélica y movimientos de armas nucleares tácticas y estratégicas”, la UE debe “ir a un periodo de distensión para poder resolver nuestras diferencias con arreglo al buen entendimiento en el marco de una buena vecindad”, ha reclamado.

Foto: IU Europa

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados