Cuatro de cada cinco grandes dependientes reciben las prestaciones de la Ley de Dependencia

18. abril 2011 | Por | Categoria: Nacional

banda_seccion_act-nacional

>>> Cerca de 200.000 personas beneficiarias viven en entornos rurales con poblaciones inferiores a 5.000 habitantes

 

Madrid.- Cuatro de cada cinco personas reconocidas como grandes dependientes (valorados con Grado III) reciben ya las prestaciones del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) a las que tienen derecho.

 

Ésta es una de las principales conclusiones de las estadísticas de los cuatro primeros años de aplicación de la Ley de Dependencia, desde su entrada en vigor el 1 de enero de 2007 hasta el 1 de enero de 2011. Para elaborar esta información se seleccionó a las personas que aparecen en el SAAD con resolución de PIA y, por tanto, son personas beneficiarias del Sistema. Los datos fueron presentados por la secretaria general de Política Social y Consumo, Isabel Martínez Lozano, y la directora general del IMSERSO, Purificación Causapié.

 

Además, según se desprende de estos datos, la financiación de la Ley de Dependencia por parte del Estado supera en más de un 60% la recogida en la memoria económica de la norma. En total, hasta finales de 2010 la Administración General del Estado ha aportado 5.390.510.668 euros.

 

Estas estadísticas sirven para realizar un perfil de la persona beneficiaria: mayor de 80 años, mujer, residente en una localidad de más de 50.000 habitantes, valorada en situación de gran dependencia (con Grado III), perceptora de una pensión de viudedad de la Seguridad Social, con una renta media situada entre uno y dos IPREM, y titular de patrimonio inmobiliario, fundamentalmente vivienda habitual.

 

Los datos analizan la información recogida a lo largo de estos cuatro años, ofreciendo información sobre las personas beneficiarias desglosadas por sexo, tramo de edad, tamaño de la localidad de residencia… Un amplio apartado se centra en los distintos tipos de prestaciones del Sistema y el tipo de beneficiarios de cada uno (servicios residenciales, cuidadores familiares…). Además, se ofrecen datos de la financiación aportada por la Administración General del Estado, así como del empleo generado gracias a la Ley.

 

Las personas beneficiarias de las prestaciones de dependencia son mayoritariamente mujeres (el 67%). Esto se corresponde con su mayor esperanza de vida. Pero si se analiza por tramos de edad, hay más hombres que mujeres en todos los grupos de edad hasta los 80 años, cuando la presencia de las mujeres es muy importante. De hecho, el 63,83% de las mujeres beneficiarias tiene más de 80 años; en cambio, entre los hombres son menos de la mitad los mayores de 80 años (40,78%).

 

Por edades, casi el 80% de los beneficiarios (77,92%) tienen 65 años ó más. Más de la mitad del total (el 56,23%) tienen 80 años o más.

Tags: ,

Comentarios cerrados