Desarticulada en Chiclana de la Frontera una red que asaltaba viviendas de otras organizaciones para robarles la droga

5. noviembre 2013 | Por | Categoria: Nacional

>>> La operación Mastín de la Guardia Civil se ha saldado con la detención de 24 personas

Chiclana de la Frontera (Cádiz).- La Guardia Civil ha detenido en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera a los 24 componentes de una red delictiva que se dedicaba a cometer robos con violencia e intimidación en viviendas de otras organizaciones en las que sabían que se distribuía droga para luego venderla.

En la fase de explotación de la operación Mastín, desarrollada por completo en la provincia de Cádiz, se ha procedido al registro de seis domicilios, donde los agentes se han incautado de diversas cantidades de drogas (cocaína, ketamina, hachís y marihuana), así como de varios objetos necesarios para su manipulación.

La organización desarticulada también cometía robos en viviendas y establecimientos de Chiclana de la Frontera ajenos al tráfico de drogas, aprovechando la avanzada edad de sus moradores y comportándose con una violencia extrema con sus víctimas. Para ello utilizaban armas blancas y espadas japonesas y ocultaban sus rostros con pasamontañas. Dejaban a sus víctimas atadas con la amenaza de acabar con sus vidas si denunciaban los hechos.

Se han esclarecido más de una docena de robos cometidos por esta organización ya que se amparaban en que las víctimas no denunciaban los hechos por la naturaleza del botín sustraído.

Las investigaciones se iniciaron a principios de año cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la comisión de una serie de robos cometidos en viviendas habitadas normalmente por personas de avanzada edad y establecimientos de Chiclana. Posteriormente, los agentes determinaron que se trataba de un grupo organizado perfectamente estructurado que actuaba con gran violencia por lo que se estableció un dispositivo especial para su localización.

Intento de atropello

Fruto de este dispositivo, se localizó a estas personas, poniéndose de manifiesto que cada uno de los componentes del grupo desempeñaba un cometido específico. Así, una parte de la organización se encargaba del asalto a las viviendas, otros de los vehículos que utilizaban para cometer los robos y otros de vender las joyas, aparatos de imagen  y audio, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, etc.

En el transcurso de un robo fallido en una vivienda, varios miembros de la organización intentaron incluso atropellar a uno de los guardias civiles que trataba de cortarles el paso durante la huida. Unos días más tarde algunos componentes de la red volvieron al domicilio armados con una espada japonesa para culminar el robo frustrado.

Viviendas de otras organizaciones

Asimismo, los agentes pusieron de manifiesto a mediados del verano que la organización había cambiado el tipo de viviendas que robaban pasando a ser viviendas utilizadas por otras organizaciones como puntos de venta de droga, donde se llevaba el dinero y las sustancias estupefacientes.

De esta forma, se convertían en los administradores de seis puntos de venta de droga en Cádiz, Puerto Real y Chiclana de la Frontera en los que admitían como pago cualquier efecto robado.

Para completar su negocio, se habían asociado con un relaciones públicas de una discoteca de la zona para buscar compradores de droga a cambio de una comisión en las ventas consiguiendo de esta forma hacerse con la competencia de toda la zona.

La operación ha sido desarrollada por el Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz y el Grupo de Reserva y Seguridad nº 2 con base en Sevilla (GRS-2). Las diligencias han sido llevadas a cabo por el Juzgado Mixto nº 3 de Chiclana.

Foto: Guardia Civil

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados