Desarticulada una organización que obligaba a mujeres brasileñas a prostituirse en Las Palmas, Barcelona e Ibiza

10. julio 2014 | Por | Categoria: Nacional

>>> Captaban a chicas, de entre 18 y 23 años, en su país de origen y las aleccionaban para hacerse pasar por turistas en los cruces de fronteras

Barcelona.- En el marco del plan policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que presuntamente obligaba a mujeres brasileñas a ejercer la prostitución en Las Palmas, Barcelona e Ibiza. El grupo captaba a chicas, con edades comprendidas entre los 18 y 23 años de edad, en su país de origen y las aleccionaba para hacerse pasar por turistas en los cruces de fronteras. Una vez en nuestro país las víctimas eran trasladadas a alguno de los domicilios que disponía la red y eran explotadas sexualmente bajo un estricto control y medidas de seguridad. La operación se ha saldado con la detención de ocho personas y el registro de cuatro domicilios.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento que en un domicilio de Las Palmas de Gran Canaria se estaba ejerciendo la prostitución por parte de chicas de origen brasileño. Las primeras pesquisas confirmaron que las jóvenes habrían accedido a nuestro país bajo la falsa apariencia de turistas para después ser explotadas sexualmente en nuestro país. Además, los servicios sexuales de estas mujeres eran ofertados tanto en prensa local como a través de Internet.

Tras diversas gestiones los investigadores averiguaron que las jóvenes, dependían de una organización criminal, que aprovechándose de la situación de necesidad de las mismas en su país de origen, les imponían una deuda económica muy elevada por el viaje. El grupo sabía que la cuota impuesta no iba a poder ser saldada y por ello las obligaban a ejercer la prostitución bajo un estricto control y medidas de seguridad en varios inmuebles.

El acceso al territorio nacional de las mujeres era diseñado meticulosamente por la organización para evitar que fueran detectadas por las autoridades. El viaje se iniciaba en el país de origen, que en la mayoría de los casos era Brasil y tras varias escalas, algunas de ellas internacionales, llegaban a distintos aeropuertos españoles ubicados en Las Palmas, Barcelona e Ibiza, desde donde eran trasladadas a alguno de los domicilios de la red.

Comisiones para los captadores

Parte del entramado criminal se ubicaba en Brasil. Los captadores se encargaban de obtener el pasaporte y los billetes de viaje de las víctimas. Además, se encargaban del aleccionamiento de las chicas traficadas para superar con éxito los controles policiales. Estos miembros de la organización recibían el dinero enviado desde nuestro país como concepto de cobro de comisiones por sus servicios. También el efectivo recibido era utilizado para financiar el viaje de nuevas víctimas a España.

Gracias a la información recibida por las autoridades brasileñas, los agentes han podido averiguar que algunas de estas mujeres, una vez saldada la  deuda con la organización, habrían podido regresar a su país de origen.

La operación se ha saldado con la detención de ocho personas. Además se han efectuado cuatro registros domiciliarios, tres de ellos en Las Palmas de Gran Canaria y uno en Barcelona, en los que se han incautado 7.240 euros en efectivo, varios ordenadores portátiles, teléfonos móviles de última generación y abundante documentación relacionada con los hechos.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo I de la Brigada Central contra la Trata de Seres humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de las Palmas y la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Barcelona.

Contra la trata

La Policía Nacional presentó el pasado año el “Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual”, con la puesta en marcha de una campaña en la que se difundieron dos vídeos que informaban de las distintas vías habilitadas para canalizar tanto la colaboración ciudadana, como la denuncia de las víctimas. Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito

900 10 50 90

atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, y el correo electrónico trata@policia.es. Ambos medios preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, este Plan creó también un espacio propio dentro de la página web oficial de la Policía Nacional: www.policia.es/trata que sirve de canal adicional de información sobre este delito.

Foto: Policía Nacional

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados