El falso reportaje “Operación Palace” será analizado desde el punto de vista de la deontología periodística

3. abril 2014 | Por | Categoria: Nacional

>>> La FAPE admite a trámite una queja de la Asociación de Usuarios de la Comunicación sobre la ficción de Jordi Évole acerca del 23–F

Madrid.- El falso reportaje “Operación Palace” será analizado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de esta institución ha admitido a trámite una iniciativa de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) para analizar la ficción sobre el 23–F que hizo el periodista Jordi Évole en La Sexta.

Según informó el presidente de la Comisión, Manuel Núñez Encabo, a Periodistas-es, el expediente se abre porque el programa se ofreció a la audiencia como un reportaje de investigación y en la AUC advierten un posible incumplimiento de las normas deontológicas del periodismo.

En la AUC justifican la iniciativa en “interpretaciones contrapuestas del -ya- fenómeno mediático: hay quien lo considera un engaño y un abuso de la confianza de los espectadores, y quien lo ve como una escenificación de la constatación de que un público inteligente debe mantener siempre una distancia crítica ante los contenidos difundidos por los medios de comunicación y por los medios sociales”.

La AUC señala una posible vulneración de cinco principios del código sobre la praxis periodística:

– El periodista actuará siempre manteniendo los principios de profesionalidad y ética

– El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad

– El periodista respetará el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen

– El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado

– El periodista establecerá siempre una clara e inequívoca distinción entre los hechos que narra y lo que puedan ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque en el ejercicio de su actividad profesional no está obligado a ser neutral

“El programa ha generado un encendido debate entre partidarios y detractores de su emisión, trayéndose a colación, entre otras cuestiones, la frontera que existe o debería existir entre contenidos informativos y no informativos, o la incardinación entre el derecho constitucional a la libertad de expresión y el derecho no menos constitucional de los ciudadanos a recibir información veraz”, añade la AUC.

Fuente y foto: Periodistas–es.org

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados