La Guardia Civil interviene 956 kilos de cocaína que iba a ser introducida en España con el método del “gancho ciego”

17. octubre 2013 | Por | Categoria: Nacional

>>> Este sistema consiste en enviar la droga dentro de un depósito de mercancía legal, sin el conocimiento de sus legítimos destinatarios

Pontevedra.- Como resultado de la operación Vitriolo, la Guardia Civil ha detenido a 18 personas (17 españoles y 1 portugués) a los que acusa de integrar una importante organización de narcotraficantes, que pretendían introducir en España 956 kilos de cocaína a través de los puertos de Barcelona y Valencia. La droga procedía de Sudamérica.

Las investigaciones se iniciaron en marzo del pasado año cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo asentado en Barcelona que surtía de cocaína de gran calidad a narcotraficantes gallegos.

Tras las primeras vigilancias y seguimientos efectuados sobre el grupo, se tuvo conocimiento de la realización de una transacción de cocaína con destino a Pontevedra. En enero de este año los investigadores detuvieron en A Cañiza (Pontevedra) a una persona que transportaba ocultos en el interior de un turismo de alta gama 10  kilos de cocaína.

Tras esta primera incautación, las investigaciones se centraron en los cabecillas de la organización, residentes en Barcelona, averiguándose que recurrían a los puertos de Barcelona, Valencia y Vigo para introducir la sustancia estupefaciente a través de contenedores.

Paralelamente a la investigación, durante el pasado mes de abril la Guardia Civil del Puerto de Valencia intervino a esta misma organización otro contenedor procedente de Sudamérica con 225 kilogramos de cocaína en su interior, preparados para ser retirado utilizando el denominado “gancho ciego” (método que consiste en enviar la droga dentro de un depósito de mercancía legal, sin que los destinatarios tengan conocimiento sobre la mercancía ilegal añadida).

Prosiguiendo con las gestiones y ante las sospechas de que los principales investigados se encontrasen esperando otras partidas de droga, se incrementó la vigilancia sobre la organización, dando como resultado la intervención de 403 kilos de cocaína que habían llegado en el puerto de Barcelona en un contenedor procedente de Nicaragua, así como otro contenedor con 318 kilos enviados desde la República Dominicana.

A raíz de estas intervenciones, los agentes constataron que la organización criminal contaba con miembros que trabajaban en el puerto de Barcelona y que auxiliaban a la red en el control, ubicación y posterior extracción de la droga dentro del recinto portuario.

Una vez identificados todos los integrantes del grupo criminal, así como las funciones de cada uno y sus lugares de residencia, se procedió a la explotación de la operación, deteniendo en Barcelona a los responsables y colaboradores de la trama, y en Pontevedra a la rama gallega de la organización.

Con estas actuaciones, la Guardia Civil da por desmantelada una de las más activas organizaciones de tráfico de cocaína entre Sudamérica y España, que contaba con importante infraestructura en puertos de Cataluña y Comunidad Valenciana.

En la operación Vitriolo se ha podido determinar la función de cada uno de sus componentes: proveedores de la cocaína asentados en Sudamérica, responsables de la organización en España, camioneros encargados de sacar la droga de los puertos, estibadores colaboradores del grupo, distribuidores de los estupefacientes, etc.

Diez de las detenciones se han producido en la provincia de Barcelona, seis en la de Pontevedra y dos en Portugal. En cuanto a los registros, doce se han practicado en la provincia de Barcelona, seis en la de Pontevedra, uno en la de Valencia y otro en territorio portugués.

Durante la operación han sido intervenidos 956 kilos de cocaína, una prensa para el empaquetado del estupefaciente, 20 vehículos de alta gama, un camión, 200.000 euros en efectivo, 50 teléfonos móviles y gran cantidad de documentación relacionada con los hechos investigados.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de O Porriño (Pontevedra) y el Fiscal Antidroga de la misma provincia, ha sido llevada a cabo por el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la UCO de la Guardia Civil, con sede en Pontevedra, apoyados durante las fases de explotación por otras Unidades del mismo Cuerpo de las provincias de actuación.

Foto: Guardia Civil

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados