Los miembros de Ecologistas en Acción denunciados por CaixaBank se reafirman ante el juez en sus acusaciones contra la entidad

26. abril 2012 | Por | Categoria: Nacional

>>> Ayer comenzaron a declarar los ocho imputados por haber desplegado tres pancartas reivindicativas en la sede central del banco

Barcelona.- Los ocho miembros de Ecologistas en Acción (EA) imputados por haber realizado el pasado 4 de diciembre una acción no violenta en la sede central de CaixaBank en Barcelona, comenzaron a declarar ayer ante el juez.

La acción por la que se inicia el juicio consistió en el despliegue de tres pancartas en la fachada de la sede central de CaixaBank, en Barcelona.

En sus declaraciones los ecologistas denunciaron las actividades de destrucción ambiental y social que a su juicio desarrolla CaixaBank, por su responsabilidad en el fomento del boom inmobiliario y en las políticas de Repsol y Agbar.

En sus declaraciones al juez, los activistas señalaron que CaixaBank es el accionista de referencia de Repsol, y por lo tanto, corresponsable de los impactos sociales y ambientales de la actividad de esta empresa. Entre ellos, destacaron la responsabilidad de la petrolera en el calentamiento global, su actividad contaminante en parques nacionales (como la Reserva de la Biosfera Yasuní, en Ecuador), su destrucción de puestos de trabajo (de los 55.000 que existían antes de la privatización de YPF quedan hoy 6.000), su apuesta por los proyectos más contaminantes y peligrosos (como la fractura hidráulica en Vaca Muerta, Argentina, o las prospecciones frente al Delta del Ebro, en aguas ultraprofundas en Canarias y la costa carioca) o su evasión de impuestos, que según los miembros de EA juzgados, se realiza a través de las 13 filiales que posee en paraísos fiscales.

Además, el banco con sede en Barcelona es el segundo accionista de Agbar, uno de los principales impulsores de los procesos de privatización del agua en España y en América Latina. Según las declaraciones ante el juez de los ocho activistas imputados, esta privatización ha generado una disminución de la calidad del servicio, con un aumento de las tarifas allí donde se ha llevado a cabo. Un ejemplo del funcionamiento de Agbar –señalaron los ecologistas– es que en 2010 despidió a 194 trabajadores y, paralelamente, repartía 90 millones de euros en dividendos y compraba la Torre Agbar, por valor de 165.

Los activistas también denunciaron a CaixaBank por sus actividades inmobiliarias y su responsabilidad en la destrucción ambiental que produjo el boom urbanístico, con tremendas inversiones especulativas que –según los ecologistas– motivaron que el pasado jueves anunciara el aprovisionamiento de casi 2.500 millones de euros para su cartera de crédito inmobiliario, después de no haberla podido vender como consecuencia de la crisis.

Por último, los ecologistas también denunciaron ante el juez que, a pesar de todo esto, CaixaBank está recibiendo generosas ayudas públicas para su expansión, con las que se ha convertido en el primer banco del Estado español, con 342.618 millones de euros en activos, por delante del BBVA y del Santander. Los imputados apuntaron como ejemplo el de la reciente adquisición por CaixaBank de Banca Cívica, que había recibido 977 millones de euros de ayudas públicas. Unas ayudas que, según denunciaron ante el juez, contrastan con los fuertes recortes en los temas ambientales en los Presupuestos Generales del Estado.

 

Tags: , , , , , , ,