En recuerdo de Hortensia Anzano

19. agosto 2010 | Por | Categoria: Cartas al director, Opinión

banda_seccion_cartasaldirector

Raúl Álvarez (*).- Este sábado 14 de agosto, nos dejó Hortensia Anzano, nacida en Grañén (Huesca) el 20 de Junio de 1920. Hija de Gregorio, combatiente republicano, y Casimira. Durante su niñez compaginó los estudios primarios con el trabajo. Tras el golpe militar que desató la guerra civil, Grañén permaneció leal al gobierno de la República.

 

En este contexto, Hortensia se afilió a la organización femenina Mujeres Antifascistas (AMA), prestando asistencia a las tropas republicanas que se hospedaban en la localidad. Asimismo, su padre pasó a ser miembro del Comité de Gobierno Local.

 

Al ser tomado Grañén por las tropas fascistas, Hortensia se desplazó hasta Tarragona dónde trabajó como operaria en la industria de guerra. La ofensiva franquista sobre Cataluña le obligó a exiliarse en Francia. Fue internada en varios campos de concentración. Contrajo matrimonio con el comunista Antonio Alegre.

 

Durante el exilio entró en contacto con el Partido Comunista de España llegando a militar en la organización junto a su marido, quien participó en las labores de la resistencia francesa contra los nazis y en las operaciones de la guerrilla antifranquista en España.

 

En los momentos más duros del exilio recibió el apoyo del Partido Comunista Francés. En 1950, en el marco de la operación Bolero–Paprika, el matrimonio fue expulsado de Francia y enviado a Argelia. Posteriormente, fueron acogidos en Hungría.

 

Durante el exilio crió a sus dos hijos, Ramón y Antonio –prematuramente fallecido en 2007–, que continuaron el compromiso militante familiar en la edad adulta. Regresaron a España persistiendo todavía la dictadura franquista.  Hortensia se ha ido, pero nos queda su ejemplo vital de lucha infatigable, su compromiso, su humanidad. Gracias camarada.

 

 

(*) Secretario de Movimiento Republicano y Memoria Histórica PCA–PCE

 

Comentarios cerrados