Velar por la ética de directivos y empleados en la empresa ya es obligatorio por ley

8. septiembre 2010 | Por | Categoria: Cartas al director, Opinión

banda_seccion_cartasaldirector

José Muñoz López (Zaragoza).- La reforma del código penal, aprobada en junio del presente año, es un claro aviso para que las empresas controlen y pongan filtros a posibles actuaciones, especialmente de directivos, que puedan realizar irregularidades o infracciones  abusivas que se extralimiten en su vertiente ética con sus subordinados.

 

Hay directivos que tienen unas miras de mejora total de los resultados y ratios de la empresa, a veces, abusando de utilizar para ello el capital humano de forma excesiva y sin escrúpulos de ningún tipo: su objetivo es mejora, aunque sea a costa de manipular al mismo personal de la empresa.

 

Un director general en una alocución a sus directivos en una de las convenciones anuales les exhortó con el siguiente mensaje: “Que no os tiemble la mano si tenéis que  desprenderos de personal que haya cumplido más de 54 años”… Mi pregunta es: ¿esto  hoy en día no tendría que ser castigado por la nueva ley en vigor? ¿No tendría que ser la misma empresa la que no dejase actuar así a estos directivos agresivos e inhumanos?

 

Mi caso personal puede quedar encuadrado en una de estas actuaciones viles de un directivo sin conciencia, ya que para él “el fin justifica los medios”, y “los árboles no le dejan ver el bosque”. Fui degradado profesionalmente a los 57 años, obviamente de forma injusta, pues de lo contrario mi exposición perdería valor y razón de ser. Y fui degradado por una necesidad de empresa de encajar a otro colega que había quedado sin responsabilidades laborales por eliminación de su división de ventas.

 

Es obligación de los departamentos de RRHH, no permitir actuaciones caprichosas, que rayen la inmoralidad y falta de ética profesional. Esto lo dice un ex empleado de una gran multinacional de electrodomésticos que presume de ser una empresa ejemplar en colaboraciones con ONG y similares. Obras éstas muy bien vistas, y que quedan para la galería. Ésta y otras empresas, más bien deberían preocuparse por su futuro, que está ligado a formar y defender a su capital humano, hasta que éstos puedan finalizar dignamente su vida profesional.

 

Saludos cordiales

Comentarios cerrados