Mensajes marcados ‘ embajada ’

La nueva diplomacia ucraniana

16. junio 2014 | Por

Cientos de manifestantes violentos rodeaban el sábado la embajada rusa en Kiev, lanzando objetos contra la fachada y volcando coches en las inmediaciones, mientras la policía ucraniana ignoraba su deber de proteger las legaciones extranjeras. De pronto, el ministro de Exteriores ucraniano, Andrei Deshchitsa, se unía a la turba y después de dejar claro su apoyo a los violentos, pronunciaba una frase que a partir de ahora se estudiará en todas las academias de diplomacia del mundo: “¡Sí, Putin es un cabrón, sí!”. Ante semejante despliegue de argumentos por parte del ministro de Exteriores ucraniano, poco más se puede decir. De hecho, la actitud de Deshchitsa es perfectamente lógica en el seno de un país que ha jaleado un golpe de Estado neonazi contra el presidente Yanukóvich, y que después, en unas elecciones supuestamente libres en las que los ciudadanos del este del país no pudieron votar, resulta elegido como presidente un multimillonario…



El agregado cultural de la Embajada de Japón visita en Zaragoza la exposición “La Magia del Papel”

19. marzo 2013 | Por

El agregado cultural de la Embajada de Japón en España, Kenji Maehighashi, visitó ayer la exposición “La Magia del Papel”, que actualmente acoge el Centro de Historias de Zaragoza y está dedicada íntegramente al arte del Origami. La Embajada de Japón en España, a través de su programa de conmemoración del 400 aniversario de su
[Sigue leyendo…]



Comercio y Derechos Humanos

4. mayo 2012 | Por

La rocambolesca historia del disidente chino Chen Guangcheng ilustra con detalle el grado de compromiso de las autoridades norteamericanas con la defensa de los Derechos Humanos. El 22 de abril, este abogado invidente (que había denunciado la práctica de abortos obligatorios y de esterilizaciones masivas en su región Shangdong), escapó del arresto domiciliario extrajudicial al que le sometían las autoridades chinas. Poco después, conseguía refugiarse en la embajada norteamericana en Pekín. Este hecho, que debería haber sido motivo de satisfacción para el gobierno de Barack Obama, se convirtió sin embargo en una patata caliente que Washington quería quitarse de encima…