Mensajes marcados ‘ sanchez camacho ’

Negociar la legalidad, legalizar la insolidaridad

8. octubre 2013 | Por

Decía el escritor francés Guy de Maupassant que “un beso legal jamás vale tanto como un beso robado”. Quizá buscando sabores de besos robados, el Partido Popular de Cataluña planteó ayer al Comité de Dirección del PP la posibilidad de frenar la ola independentista que se ha levantado en su comunidad autónoma accediendo desde Madrid a un modelo de financiación a la carta para este territorio. El problema que encierra este “beso robado” insinuado por Alicia Sánchez Camacho es que se sitúa tan fuera de la legalidad constitucional como las pretensiones secesionistas que pretende sofocar. El poder constituyente español estableció, con el voto favorable de Alianza Popular y de Convergencia y Unión, un modelo fiscal basado en el principio de la solidaridad económica y financiera entre las diferentes comunidades autónomas, con la única excepción de los territorios vasco y navarro, por respeto…



El “orden constitucional”

17. septiembre 2012 | Por

Algunos dirigentes del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español como Soraya Sáenz de Santamaría, José Bono o Alicia Sánchez Camacho han insistido durante los últimos días en que la apertura de un proceso independentista en Cataluña rompería el “orden constitucional”. Resulta difícil encontrar un ejercicio de cinismo político tan intolerable, si tenemos en cuenta que el “orden constitucional” está roto desde hace años, y que quienes lo han roto han sido precisamente los últimos gobiernos del PP y del PSOE. El “orden constitucional” dice en su artículo 47 que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada” y que “los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación”. Un precepto difícil de encajar con la burbuja inmobiliaria inventada por el tándem Aznar–Rato y tolerada…