Fundación CAI y Acción Social Católica garantizarán las necesidades básicas de casi 150 niños zaragozanos en riesgo de exclusión social

9. febrero 2015 | Por | Categoria: Aragón

>>> Las entidades han aumentado un 12% los fondos destinados a este fin, ya que el número de niños atendidos ha pasado de 95 el año pasado a 147 en 2015

Zaragoza.- Por segundo año consecutivo, la Fundación Caja Inmaculada y Acción Social Católica (ASC) han vuelto a firmar un convenio de colaboración por el que destinan un total de 106.500 euros a becas escolares que tienen a 147 niños en riesgo de exclusión social como beneficiarios.

Estos menores, en edades comprendidas entre los 0 y los 3 años, están escolarizados en cinco centros zaragozanos de Educación Infantil y, gracias a esta iniciativa, tendrán aseguradas una alimentación adecuada, además de una educación “de calidad” que garantice su desarrollo personal e intelectual.

Los centros son el CEI Patronato Nuestra Señora de los Dolores, entre San José y Las Fuentes; el CEI Parroquia Madre de Dios de Begoña, en Delicias; el CEI Nuestra Señora de la Rosa, en el barrio Rural de Casetas; el CEI Hermandad El Refugio, en el centro de la ciudad; y el CEI Nuestra Señora de la Paz, en el barrio de la Paz. Entre ellos, las guarderías de los centros de La Paz y de Casetas se unen por primera vez a la iniciativa.

Así lo han expuesto en la mañana de este lunes la directora de la Obra Social de la Fundación Caja Inmaculada, María González, el gerente de ASC, Manuel Escolá, y los representantes de los centros mencionados. Esta vez, han incrementado el importe total en 11.500 euros, lo que supone un 12% más con respecto al año pasado, cuando fueron 95 los menores que disfrutaron de estas ayudas.

Los propios centros son los que hacen un estudio personalizado de las familias, basándose en su situación socieconómica entre otras cuestiones. Una vez determinado el beneficiario, la familia tiene el deber de hacer frente a un copago que, según los representantes, oscilan entre los diez y 50 euros mensuales dependiendo de las posibilidades de los padres.

Este gesto se hace, en palabras de María González, en señal de compromiso “total” con las entidades ya que el objetivo de este convenio no es subvencionar las plazas sino que lo que persiguen es que no haya niños que se queden sin acceder a los centros porque los recursos de la familia no son los suficientes. “En todos los casos se intenta, salvo en casos extremos. Queremos que haya al menos el pago de un cierta parte porque no podemos estar cediendo plazas a niños que en un momento dado cambie la circunstancia de la familia y dejen de llevar al niño”, ha dicho González.

Por su parte, Manuel Escolá ha declarado que continúan siendo necesarias este tipo de ayudas. El gerente de ASC ha apuntado que a pesar de que los datos macros anuncien una recuperación “sigue habiendo muchas familias que necesitan ayuda”, por lo que ha destacado que con ellas pretenden “que nadie se quede atrás”.

Asimismo, María González ha querido detallar que otras de las finalidades es ayudar a los padres a que busquen de forma activa un empleo, ya que no han de preocuparse del cuidado de sus hijos mientras están atendidos en estas guarderías.

Igualmente, todos los representantes han querido agradecer la colaboración de otras entidades como Cáritas o Juan Bonal, entre otras, pero todos han coincidido en la “nula” implicación de las instituciones públicas para poder llevar a cabo este proyecto. Por ello, el hermano mayor de la Hermandad del Refugio, Manuel Marqueta, ha lamentado esta situación, y ha manifestado que “no es que haga falta coordinación, sino que no quieren hacerla”. Pero a pesar de estas circunstancias, todos han querido celebrar “lo positivo” de este proyecto, que es cubrir durante el curso escolar al completo, y durante el mes de julio, las necesidades de los más vulnerables.

Foto: Aragón Press

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados