Arriba y abajo

22. marzo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Por todos es conocido que el Reino Unido se encuentra en una mejor situación económica que la mayoría de sus socios de la Unión Europea, en parte por acaparar la mayor concentración de operaciones financieras del Viejo Continente, en parte por haber renunciado en su momento a formar parte de una quimera monetaria llamada “euro”.

Sin embargo, las medidas presupuestarias anunciadas ayer por el gobierno británico no son las más adecuadas para lograr una eficiente redistribución de la riqueza. El primer ministro conservador David Cameron, apoyado por sus socios del Partido Liberal–Demócrata, ha decidido rebajar el tipo máximo del Impuesto sobre la Renta para personas que perciban unos ingresos anuales superiores a las 150.000 libras (unos 180.000 euros) del 50% al 45%, así como reducir el Impuesto de Sociedades del 26% al 24%.

Paralelamente, el Gobierno británico congelará las desgravaciones fiscales de los pensionistas, lo que acarreará una pérdida de poder adquisitivo para éstos.

Todo este escenario conduce a la perpetuación de las diferencias entre las clases sociales en el Reino Unido, una realidad que ha servido de base para excelentes obras literarias, teatrales y cinematográficas en aquel país.

Sin embargo, lo más criticable es el argumento que ofreció ayer el ministro británico del Tesoro, George Osborne, a la hora de justificar la rebaja en el Impuesto de la Renta para los más ricos. Según Osborne, esta medida se debe a la ineficacia de la subida de tipos máximos decretada por el anterior gobierno laborista de Gordon Brown en 2009 (del 40% al 50%), ya que las grandes fortunas eludían la subida haciendo más ingeniería fiscal.

¿Y dónde estaban las inspecciones del Tesoro británico? Quizá Osborne sea partidario de rebajar las penas a los grandes narcotraficantes que operen sobre suelo británico, ya que elevarlas sólo conduciría a que sus lugartenientes discurrieran más para evitar la acción de las fuerzas policiales.

Pura demagogia conservadora por parte de un gobierno que ni siquiera está dispuesto a evitar la existencia de paraísos fiscales en algunas de sus colonias y dependencias.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados