Cuenta atrás en EEUU

16. octubre 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El ala más derechista de la derecha norteamericana está a punto de sumir a su país y al resto del mundo en una nueva crisis económica que podría alcanzar dimensiones apocalípticas. Es difícil calibrar con certeza hasta dónde podrían llegar los efectos de una suspensión de pagos nacional e internacional en Estados Unidos, pero todo parece indicar que la crisis de las hipotecas subprime de 2008 podría ser sólo un juego infantil, en comparación con lo que se nos avecina.

Si los miembros del Tea Party practican los mismos clichés de espectacularidad que utilizan sus factorías cinematográficas en las películas de acción, es posible que esperen al último segundo de la cuenta atrás para decidir si cortan el cable azul o el cable rojo del techo de endeudamiento en su país.

En cualquier caso, el fundamentalismo religioso y el ultraliberalismo económico del Tea Party se alían en esta ocasión para desgracia de los Estados Unidos y del resto del planeta. Su obsesión por acabar con la tímida reforma sanitaria de Obama, y por perseverar en la destrucción de lo público, es la antesala hacia un retroceso histórico que nos conduce a situaciones muy anteriores a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Sin embargo, ningún argumento lógico o racional es capaz de penetrar en las mentes de quienes piensan que están librando una santa cruzada contra el gasto público y contra la intervención del Estado en cuestiones económicas.

Si la parte más reaccionaria de la derecha norteamericana no es capaz de renunciar en las próximas horas al chantaje que le está planteando a su país, la economía de Estados Unidos, que sigue siendo la primera del planeta, podría sufrir un colapso de credibilidad que la hiciera derrumbarse como un gigante con pies de barro. Esta posibilidad, unida a la circunstancia de que EEUU es también la primera potencia militar del mundo, se convertiría en un inmenso factor de desestabilización a nivel internacional. En caso de que esto llegara a ocurrir, los nombres y apellidos de los responsables están perfectamente identificados.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados