La crisis de la política

13. enero 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La crisis económica, o más bien la permanente connivencia de los gobernantes occidentales con los responsables de la misma, está generando una crisis de la política que tiene como principal manifestación un creciente desapego de la población hacia las formaciones políticas tradicionales.

Una encuesta realizada en Francia por TNS Sofres para Le Monde, France Info y Canal + revela que casi un tercio de los franceses está de acuerdo con las propuestas del neofascista Frente Nacional, y que el rechazo social hacia esta formación política ha descendido desde el 70% en 1999 hasta el 35% actual.

Con los Estados arrodillados ante la mafia financiera internacional, no es de extrañar que la población francesa sienta cada vez más simpatía por quienes, aunque sea desde la demagogia, ponen en tela de juicio a una Unión Europea que sólo está sirviendo para recortar el bienestar de la ciudadanía y para satisfacer los caprichos egoístas de los grandes grupos inversores.

De hecho, un pequeño terremoto político recorrió la UE durante el pasado mes de abril cuando el partido ultranacionalista Verdaderos Finlandeses multiplicó por ocho los votos obtenidos cuatro años antes, para situarse como tercera fuerza política con el 19% de los sufragios y 39 de los 200 diputados del Parlamento finlandés (los populares del Kokoomus obtuvieron 44 y el Partido Socialdemócrata, 42).

Los únicos antídotos conocidos contra el fascismo son la cultura, el bienestar, el Estado de Derecho y la democracia, y todos ellos están retrocediendo en los países democráticos del llamado “primer mundo”. De hecho cada vez es más difícil distinguir entre políticos fascistas y gobernantes “democráticos” que desoyen sistemáticamente a sus pueblos, o que se envuelven en la bandera de la democracia para invadir, bombardear, secuestrar, torturar y asesinar impunemente.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados