La dictadura de la piqueta

22. julio 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Una parte del patrimonio cultural de Zaragoza fue demolida ayer por la pinza que forman el PP, el PSOE y Ciudadanos. El inicio de las naves no catalogadas de la antigua factoría Averly, en pleno centro de la capital aragonesa, es la confirmación de que los intereses particulares se sitúan en este país por encima del interés general.

Después de que la dictadura de la piqueta haya pasado por casi todas las instalaciones industriales de finales del siglo XIX, Averly era hasta ayer el conjunto completo mejor conservado de la ciudad. Pero tuvo la desgracia de estar en manos privadas, y en una ubicación idónea para la especulación urbanística.

No deja de ser una paradoja que el interés general de contar con unas buenas vías de comunicación en la margen izquierda del Ebro tuviera que claudicar en 2008 ante la aparición de cuatro piedras (una, dos, tres y cuatro) procedentes del ya inexistente Convento de San Lázaro, y que sin embargo, una pieza completa de arqueología industrial como Averly esté siendo parcialmente derribada para satisfacer el interés privado de construir bloques de pisos sobre el suelo que ahora ocupa.

También resulta paradójico que el Partido “Socialista Obrero” Español una sus votos municipales a los del PP y Ciudadanos para meter en el bolsillo de la constructora Brial la licencia de derribo de Averly, mientras se rasga las vestiduras por la no devolución de los bienes de Sijena. La diferencia, seguramente, es que éstos últimos no esconden oscuros intereses urbanísticos. La defensa del patrimonio histórico aragonés es tan relativa como la coherencia de algunos políticos.

En cualquier caso, los dos tercios no catalogados de la antigua factoría Averly han comenzado a ser demolidos, tras una catalogación más que discutible por parte del anterior gobierno autonómico PP-PAR. Este conjunto industrial se ha perdido para siempre. La prioridad de la mayoría institucional PP-PSOE-Cs es construir nuevos pisos en una ciudad que en estos momentos cuenta con unos 30.000 pisos vacíos. Planificación urbanística y conservación del patrimonio histórico a partes iguales; estarán muy orgullosos los del nuevo tripartito.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados