La primera analítica del paciente ingresado en la unidad de ébola del Royo Villanova da negativo

28. noviembre 2014 | Por | Categoria: Aragón, Hoy destacamos

>>> Esta noche se le realizará una segunda prueba, que si diera también negativo, supondría el traslado a planta del enfermo

Zaragoza.- El primer análisis del paciente sospechoso de ébola ingresado en el Hospital Royo Villanova resulta negativo. El paciente seguirá aislado hasta que se le practique la segunda analítica, de confirmación. A las 16.00 horas de ayer, el Centro Nacional de Epidemiología de Majadahonda (Madrid) informaba al Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón del negativo en la primera prueba. El análisis también ha dado negativo en malaria.

El paciente está estable con mínima sintomatología inespecífica. Hasta la finalización del procedimiento diagnóstico, confirmando o descartando ébola de forma definitiva con un segundo análisis, el paciente permanecerá en aislamiento estricto. Este segundo análisis se realizará este viernes a última hora coincidiendo con las 72 horas del inicio de los síntomas y el sábado a lo largo del día se dispondrá de los resultados, aunque previsiblemente, sea al mediodía, tal y como ha confirmado el jefe de Servicio de Medicina Internal del Hospital Royo Villanova, Juan Ferrando.

Está perfectamente estable”, ha asegurado Ferrando. Además, ha señalado que hace vida normal, se levanta, camina por habitación, utiliza el cuarto de baño e incluso ha informado que “habla mucho por un móvil con sus familiares y amigos”. Ferrando ha reiterado que el paciente está “perfectamente bien y contento cuando le han dado la noticia, porque estaba un poco preocupado”.

Asimismo, los compañeros de piso del paciente continúan aislados en el domicilio hasta conocer los resultados definitivos, tal y como marca el protocolo establecido para esta enfermedad. Los servicios sociales están en contacto con estas personas para atender las necesidades que pudieran tener.

El facultativo ha explicado que si los próximos análisis dan resultado negativo, lo más probable es que permanezca en el hospital para realizarle unos controles de rutina, si bien, ya se ha suspendido el tratamiento preventivo de malaria que se le administró el miércoles.

Ferrando ha explicado que los síntomas del ébola cursa con cefalea, dolores musculares, y fiebre, igual que cualquier proceso gripal, por lo que no ha descartado que pueda tratarse de una faringitis, de hecho, ha reconocido que tiene inflamada la faringe.

Por otro lado, el médico ha destacado que el protocolo ha funcionado «correctamente», al igual que su traslado y la atención prestada, mientras que el personal del hospital ha trabajado «perfectamente» y no se han detectado fallos en el protocolo. En este sentido ha agradecido la «buena disposición» del personal, doce por turno, entre los que figuran un médico, dos enfermeras, dos auxiliares, un celador, además de los miembros del equipo de limpieza y mantenimiento.

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón activó este miércoles a las 14:10 horas el protocolo sanitario ante la aparición de un caso sospechoso de Ébola en Monzón (Huesca). Se trata de un varón de 31 años que regresó el pasado día 23 de noviembre a España, tras haber estado de vacaciones en Malí, estando en algún momento de su estancia en su capital, Bamako

El paciente, tras sentirse mal este miércoles, se puso en contacto telefónico con el centro de salud de Monzón e informó a los servicios sanitarios de que tenía fiebre, dolor de garganta y cefalea. Al coincidir tres de los síntomas contemplados en el protocolo sanitario del Ébola, y proceder de uno de los países de riesgo, se decidió el aislamiento en su domicilio y su posterior traslado, mediante una ambulancia del 061 preparada para transportar pacientes con enfermedades infeccionas, al Hospital Royo Villanova de Zaragoza, centro de referencia en Aragón para esta enfermedad, quedando ingresado a las 20.40 horas.

La entrada de la ambulancia a este centro sanitario se realizó por una zona habilitada para estos casos de emergencia y, una vez en el interior, el paciente fue trasladado, con las medidas de seguridad previstas en el protocolo, a la cuarta planta del hospital. Se trata de una planta preparada ante un posible caso de esta enfermedad. Tiene 5 habitaciones de presión negativa y no hay ningún paciente más hospitalizado en ella.

Una vez en planta, una enfermera supervisada por un facultativo médico especialista del Servicio Aragonés de Salud le realizó la extracción de sangre, que fue enviada a las 0.00 horas al Centro Nacional de Epidemiología de Majadahonda (Madrid), con llegada entre las 2.00 y las 3.00 de la madrugada.

Foto: AragónPress

 

Tags: , ,

Comentarios cerrados